Quantcast
El Tiempo Latino
10:12 a.m. | 49° 3/21/2019

Cómo afecta el cierre del gobierno a los programas de salud


Shefali Luthra | Kaiser Health News | 1/9/2019, 11:22 p.m.
Cómo afecta el cierre del gobierno a los programas de salud
POLÍTICA. El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump desde la Oficina Oval de la Casa Blanca | Crédito: Carlos Barria / EFE

Eso incluye clínicas administradas por IHS, que brindan atención médica directa a tribus de todo el país. Estas instalaciones están abiertas y muchos empleados se reportan a trabajar porque se los considera "exceptuados", dijo Jennifer Buschik, vocera de la agencia. Pero no se les pagará hasta que el Congreso y la administración lleguen a un acuerdo.

Otros programas de IHS están teniendo un impacto más directo. Por ejemplo, la agencia ha suspendido las subvenciones que apoyan los programas de salud tribales, así como las clínicas de salud preventivas administradas por la Oficina de Programas Urbanos de Salud Indígena.

Los esfuerzos de salud pública del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) enfrentan serias limitaciones.

La Oficina de Asuntos de Salud del Departamento de Seguridad Nacional evalúa las amenazas que presentan enfermedades infecciosas, pandemias y ataques biológicos y químicos. En estos días tiene menos personal, y se seguirá reduciendo, según el plan de contingencia de cierre del departamento.

Es probable que otros trabajadores de salud del DHS trabajen sin remuneración, por ejemplo, inspectores de salud en la frontera, dijo Peter Boogaard, quien fue vocero de la agencia bajo la administración Obama. Según el plan de DHS, la gran mayoría de los empleados de la patrulla fronteriza continuarán trabajando durante el cierre.

EPA también se ha quedado sin fondos. De acuerdo con su plan de contingencia, mantiene a más de 700 empleados sin paga, incluidos aquellos que trabajan en actividades donde la "amenaza para la vida o la propiedad es inminente". (Más de 13,000 trabajadores de EPA han sido despedidos).

Eso limita la capacidad de la agencia para realizar actividades que incluyen inspeccionar el agua que beben las personas y regular los pesticidas.

Pero no se trata solo sobre regulaciones. Los riesgos para la salud pública son viscerales y, a veces, francamente, bastante desagradables.

Solo hay que mirar las noticias sobre el Servicio de Parques Nacionales, que ha interrumpido el mantenimiento de baños y el servicio de recolección de basura por falta de fondos. El domingo 30, el Parque Nacional de Yosemite en California cerró sus campamentos. El miércoles 2, el Parque Nacional Joshua Tree, también en California, hizo lo mismo.

¿Por qué? Según un comunicado de prensa: "El parque se ve obligado a tomar esta acción por motivos de salud y seguridad a medida que se llenan los contenedores de los inodoros".

Esta historia fue producida por Kaiser Health News, un programa editorialmente independiente de la Kaiser Family Foundation que no está relacionado con Kaiser Permanente.