0

EE.UU. quiere sacar a El Salvador, Nicaragua y República Dominicana del TLC por sus acuerdos con China

Funcionarios federales también analizan a los tres países por conductas autoritarias y su relación diplomática con el gigante asiático
COMERCIO. Una grúa en Puerto Acajutla mueve uno de los contenedores en los que se envía producto salvadoreño a Estados Unidos

COMERCIO. Una grúa en Puerto Acajutla mueve uno de los contenedores en los que se envía producto salvadoreño a Estados Unidos

El gobierno de Donald Trump quiere sacar a El Salvador, Nicaragua y República Dominicana del Tratado de Libre Comercio con Centroamérica y República Dominicana (CAFTA-RD) según informaron el miércoles los periódicos estadounidenses El Nuevo Herald y McClatchy DC Bureau.

De acuerdo con estas publicaciones, funcionarios federales de EE.UU. estudian el acuerdo comercial firmado en 2005 con seis países (El Salvador, Guatemala, Costa Rica, Nicaragua, Honduras y República Dominicana), para determinar si pueden bloquear el acceso preferencial de los productos que exporta Nicaragua, República Dominicana y El Salvador al mercado estadounidense.

Los motivos para bloquearlos serían el autoritarismo en el que ha caído Nicaragua desde hace un año, así como las estrechas relaciones diplomáticas que El Salvador y República Dominicana han abierto con China Popular desde 2018.

“Estamos muy preocupados con el avance de Nicaragua hacia el autoritarismo, y los lazos cuestionables de República Dominicana y El Salvador”, dijo un funcionario citado por estos medios.

“Como Estados Unidos ha dejado en claro, no permitiremos que nuestros acuerdos comerciales, incluido el CAFTA-DR, se conviertan en una puerta trasera para beneficiar a economías que no respetan el mercado y son actores represivos en la región”, agregó.

El Salvador abrió relaciones diplomáticas con China en agosto de 2018 y desde ese momento, Estados Unidos ha puesto atención a todas sus maniobras.

No solo mandó a llamar a consultas a la embajadora Jean Manes por este tema, sino que además ha prohibido la entrada a políticos salvadoreños con un enlace estrecho con China.

Trump también ha señalado que El Salvador solo toma su dinero y no contribuye a la seguridad del país, en referencia al tema de pandillas.

Además eliminó el TPS que le daba estabilidad migratoria a más de 190 mil salvadoreños.

El Nuevo Herald cita en su artículo a Eric Farnsworth, quien participó en las negociaciones del TLCAN como funcionario del representante comercial de Estados Unidos y posteriormente presionó a favor del CAFTA. Según sus declaraciones, es lógico que Estados Unidos quiera determinar si Nicaragua debe seguir recibiendo acceso especial al mercado estadounidense después de “haberse salido del camino democrático”.

“El comercio es una herramienta, pero no es una panacea”, dijo Farnsworth, quien ahora es vicepresidente del Consejo de las Américas en Washington.

“El asunto es: ¿está llevando el comercio a los resultados que buscamos o sencillamente es un salvavidas económico de una dictadura autoritaria? Eso es lo que tenemos que estudiar con cuidado”.

Con el caso de China, Estados Unidos mantiene una guerra comercial con el país asiático desde hace un año y además de fustigar sus acciones comerciales Trump también ha arremetido contra los países que se están alineando con esta economía.

Revisión anunciada

Según los artículos, la revisión de este acuerdo comercial no es una sorpresa pues desde que se supo que Trump renegociaría el tratado comercial con México y Canadá, en el TLCAN, también se especuló sobre la revisión del acuerdo con Centroamérica y República Dominicana, cuyos documentos fueron la base para acuerdos comerciales con otros países de Latinoamérica que se firmaron posteriormente.

En este acuerdo Estados Unidos ha sido el más beneficiado, pues ha logrado importar sus productos sin aranceles mientras que los países centroamericanos no han aprovechado el acuerdo al 100%.

Según El Nuevo Herald, el gobierno estadounidense ha enviado una señal clara con el nuevo TLCAN (México y Canadá) sobre sus intenciones sobre China. Uno de los elementos más significativos, pero menos conocido, del nuevo Acuerdo de Libre Comercio es una cláusula que permite a Estados Unidos retirarse del tratado si alguno de los países decide firmar un acuerdo de comercio separado con algún país que no tenga una economía de mercado, visto en lo fundamental como una advertencia a que no firmen acuerdos separados de comercio con China.

Estados Unidos es el principal destino de exportación de El Salvador, pues compra aproximadamente 45% del total de productos que se elaboran en territorio.

Según datos del Banco Central de Reserva (BCR), solo entre enero y noviembre de 2018 Estados Unidos compró bienes salvadoreños por $ 2.419,6 millones, con un incremento de $ 44,1 millones al compararlo con igual período de 2017; ese aumento representa 1,9% de crecimiento interanual.

Pérdida de beneficios

El presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), Eduardo Cáder, consideró que a Estados Unidos “no le parece” que El Salvador deteriore su buena relación con dicho país y que esté realizando un viraje hacia China, a pesar de las ventajas que esta economía también ofrece.

“Lo que va a suceder con la pérdida del TLC es que vamos a retroceder en el tiempo y se acabarán todos los beneficios arancelarios que tenemos desde 2005, nuestros productos dejarían de ser competitivos y se perderá presencia en el mercado más importante del mundo”, dijo Cader, quien recordó que tras esta información hay un trasfondo geopolítico.

En relación al impacto económico inmediato, el presidente de ASI dijo que por el momento el dato no es cuantificable pero recordó que 45% de las exportaciones nacionales son hacia Estados Unidos y que esto generaría una gran pérdida a todos los sectores económicos.

“Creo que El Salvador debe de dejar pasar el tiempo y esperar a que el nuevo gobierno tome una decisión en relación con el tema China, eso es lo que está afectando la relación con Estados Unidos”, puntualizó Cader.

En tanto China ya comenzó a figurar entre los 10 países a los que más exporta El Salvador.