Quantcast
El Tiempo Latino
1:01 a.m. | 49° 6/17/2019

Ocho equipos apuntan al título de la NFL


Chiefs, Colts, Patriots, Chargers, Saints, Eagles, Rams y Cowboys son los conjuntos que siguen con vida

Jonathan Soto | 1/10/2019, 9:38 p.m.
Ocho equipos apuntan al título de la NFL
LÍDER. Patrick Mahomes, de los Chiefs, comandó el departamento de pases de anotación | Kansas City Chiefs

Su habitual poder ofensivo ahora tiene como balance una defensa envidiable, con solo 20.3 unidades permitidas por encuentro.

Frente a estos estarán los Chargers, ganadores del juego por comodines contra los Ravens de Baltimore con score de 23-17.

Con el veterano Philip Rivers como ese jugador que tendrá la tarea de brindar calma a sus compañeros, la tarea de los californianos pasará por escalar esa alta montaña que representan los Patriots, acostumbrados a duelos de eliminación directa, algo que para los Chargers no sucede todo el tiempo, pues esta es apenas su quinta visita a instancia de postemporada en los últimos cinco años.

Esa propia situación de saberse desprotegidos y para el análisis de muchos un conjunto sin opción alguna podría ser su propia cura. Al llegar sin la presión de tener que meterse en la final de la Conferencia Americana, contrario a lo que se maneja del lado de Nueva Inglaterra, el cuaderno en blanco de esta organización podría tener un capítulo brillante en los playoffs de 2018.

La suerte del campeón

Los Eagles de Filadelfia estuvieron, literalmente, a centímetros de despedirse de la temporada 2018 en la ronda de comodines; sin embargo, la patada en los últimos 10 segundos de Cody Parkey se estrelló en dos postes, dándole así el triunfo a los alados con score de 16-15 sobre los Bears de Chicago. Esquivar esa bala no fue tarea sencilla y seguramente será recordada por años, siempre con una sonrisa del lado de los seguidores de los campeones del pasado Super Bowl y con amargura por parte de los fanáticos del combinado de la ciudad de los vientos.

Esa segunda oportunidad podría alimentarlos para llegar con la mayor confianza posible ante un rival que compartió la mejor marca de toda la NFL: Los Saints de Nueva Orleans.

Drew Brees, ese mariscal que desafía al tiempo y a una liga de tanto contacto físico y velocidad, quiere ser el guía de sus compañeros con el uniforme de los que se coronaron en 2009. De ahí en adelante, ese gran grupo transitó un camino lleno de irregularidades que obligó a varios cambios en la plantilla, pero con el quarterback como eje del grupo.

Hoy, la versión de los Saints hace pensar mucho en los campeones del pasado, pero la experiencia de algunos fracasos fuera del guion para tener un presente tan llamativo. Su equilibrio entre ofensiva y defensa los pone al lado de los Patriots como esas organizaciones que llegan a la postemporada como los conjuntos que no se deben perder de vista y que para muchos son los favoritos a medirse en Atlanta el próximo 3 de febrero.

A dejar atrás el pasado

Siete de los 10 triunfos de los Cowboys de Dallas llegaron a partir del mes de noviembre. La tardía reacción de los tejanos fue premiada, una recompensa bastante exigente al pasar por una división en la que compartieron junto a los Eagles y los Redskins de Washington, cuadro cuyo inicio invitó a pensar que la capital tendría fútbol americano en el primer mes de 2019, pero la realidad los despertó de ese sueño.

Para uno de los equipos de mayor tradición y jerarquía en la liga, el pasado reciente no ha sido el mejor; no obstante, las páginas están para pasarse y enfocarse en cosas positivas. Con la actuación de esta campaña, los Cowboys juegan su cuarta postemporada en los últimos 10 años, en una clara intención de dejar atrás la sequía de antaño para volver a ver a sus fanáticos con esa sonrisa que acompaña a las plantillas acostumbradas a meterse en la fiesta de los playoffs.

Algo similar sucede con los Rams de Los Ángeles. Los californianos tuvieron marca de 13-3 en ronda regular, mostrándose como un grupo a no dejar pasar desapercibido. Este alto nivel no corresponde a sus acciones pasadas, siendo esta la segunda postemporada en los últimos 10 años; sin embargo, los carneros no piensan en otra cosa que no sea dar inicio a una larga dinastía.