Quantcast
El Tiempo Latino
7:23 p.m. | 49° 1/15/2019

Testigo colombiano revela más detalles sobre su vínculo con el FBI para rastrear al Chapo


En febrero de 2011, el FBI inició las aproximaciones con él y lo reclutó para que se constituyera en un informante

Maibort Petit - @maibortpetit | 1/10/2019, 6:53 p.m.
Testigo colombiano revela más detalles sobre su vínculo con el FBI para rastrear al Chapo
JUICIO. Reproducción fotográfica de un dibujo realizado por la artista Jane Rosenberg donde aparece el narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán (d) mientras escucha a su abogado Eduardo Balarezo (c) hacer su petición al juez Brian Cohan (i) | Crédito: Jane Rosenberg / EFE

En el día 27 del juicio que se le sigue a Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo” en la corte federal del distrito este en Brooklyn, siguió rindiendo testimonio el ingeniero de sistemas colombiano, Christian Rodríguez, quien diseñó y construyó una red de comunicaciones encriptada para el cartel de Sinaloa. De terminar Rodríguez su declaración ante el tribunal, la fiscalía llamaría al estrado a Alex Cifuentes, hermano menor del narcotraficante colombiano Jorge Cifuentes, quien se mantuvo durante mucho tiempo junto al acusado en Sinaloa. Los colombianos toman protagonismo en esta nueva jornada del proceso judicial revelando datos clave para —a juicio del gobierno— comprobar los once delitos de los que se le acusa.

En su declaración, Rodríguez suministró información minuciosa y detallada acerca de cómo fue el su proceso de colaboración con el FBI para localizar al Chapo Guzmán dotándolos de datos de GPS en tiempo real desde sus teléfonos. Explicó que configuró un sistema para grabar que permitía grabar de forma automática todas las llamadas telefónicas que se llevaban a cabo entre el acusado y sus colaboradores y allegados.

Igualmente dio a conocer con detalle la manera como Joaquín Guzmán Loera aspiraba a que el "equipo de interceptación" se dispusiera a escuchar a escondidas las llamadas y mensajes de texto enviados en Sinaloa. Precisó que el demandado dispuso el pago de USD 1 millón para comprar los dispositivos a un proveedor en los Países Bajos.

Dio a conocer el intento del Chapo de instalar spyware en "todos los cibercafés de Culiacán".

Rodríguez describió la actitud del acusado como paranoica y refirió que esta encomienda del Chapo Guzmán la intentó realizar pero no tuvo éxito en el peligroso trabajo.

Dijo que en febrero de 2011, el FBI inició las aproximaciones con él y lo reclutó para que se constituyera en un informante, propuesta que aceptó de manera de "dar al gobierno acceso a todas las comunicaciones de Chapo".

Esto ocurrió en Bogotá, cuando agentes del FBI llamara se le acercaron y le advirtieron que conocían que trabajaba para el Chapo Guzmán por lo que se encontraba "en serios problemas".

Rodríguez dijo que aceptó cooperar con la oficina federal de investigaciones estadounidense y procedió a intervenir los servidores y modificar el sistema de comunicaciones cifradas de Joaquín Guzmán de manera que "todas las llamadas registradas durante el día se copiaran automáticamente" a un servidor que permitió al FBI conocer el contenido de las comunicaciones del Chapo. Rodríguez narró que él mismo escuchó personalmente las llamadas y las envió con la voz de acusado al FBI y le suministró al organismo los nombres de usuario y contraseñas de todas las cuentas FlexiSPY que Chapo había instalado en varios teléfonos.

Estando en estas labores, el cartel de Sinaloa descubrió el doble papel de Christian Rodríguez, por lo que procedió a huir a los Estados Unidos. En específico, el descubrimiento se hizo cuando en una oportunidad escuchó una llamada entre Dolly Cifuentes y su hermano Alex —colaboradores del Chapo— en la que alertaban de la cooperación de Rodríguez con el FBI. Fue así que los agentes federales procedieron a llevarlo a los EE. UU.