0

Protocolos garantizan 15 días para el retorno de los jefes del ELN a Colombia

El actual gobierno dice que nunca se sentó a la mesa a negociar con el ELN
COLOMBIA. Integrantes del Ejercito de Liberación Nacional (ELN)

COLOMBIA. Integrantes del Ejercito de Liberación Nacional (ELN)

El tema más espinoso después del rompimiento definitivo de los diálogos con el ELN tiene que ver con cómo sería el retorno de sus líderes de Cuba, donde adelantaban la negociación de paz. El gobierno del presidente Iván Duque pidió la activación de las circulares rojas de Interpol contra ellos y le solicitó a la isla que facilite su captura. Sin embargo, antes de comenzar la negociación, esa guerrilla había firmado con el gobierno un protocolo sobre cómo se daría un rompimiento en el proceso. Hasta ahora, esas condiciones no se conocían, pues el contenido de ese documento es secreto. SEMANA conoció el texto en el que se detalla claramente ese procedimiento. El actual gobierno ha rechazado cumplirlo con el argumento de que nunca se sentó a la mesa a negociar con el ELN.

El documento está firmado por el entonces jefe negociador del gobierno, Frank Pearl, y el jefe de la delegación de la guerrilla, Antonio García. En el segundo punto se garantiza que las partes contarán con 15 días a partir del anuncio del quiebre para "planear y concretar el retorno a Colombia de los miembros representantes de la delegación del ELN". En este se establece que el procedimiento de retorno quedaría acordado con los países garantes, así como los delegados del gobierno y de la guerrilla.

Hay detalles muy específicos que quedaron por escrito. Por ejemplo, que en caso de ser necesarias inserciones en territorio colombiano del ELN, las operaciones militares deberán cesar 72 horas, en unas áreas que se pueden definir entre las partes. Agrega que las coordenadas de dicha área deben ser entregadas a los países garantes y al gobierno colombiano 48 horas antes de que se desplieguen las operaciones. Esas coordenadas las debería llevar uno de los miembros del ELN que sería trasladado. También se dispone que los helicópteros estén en tierra solo durante una hora después del aterrizaje y desembarco de la delegación.

En el documento también quedó previsto uno de los puntos que generan más desconfianza: cómo se realizaría esa operación en caso de que se incluya una mediación o tránsito por Venezuela. En ese caso, se contará con el acompañamiento de representantes de ese gobierno y de al menos otros dos países garantes hasta el aeropuerto que se defina en ese país. En ese territorio, el ELN "se trasladará bajo la responsabilidad del gobierno de ese país". El gobierno colombiano, por su parte, "solicitará a quien corresponda las autorizaciones y apoyos necesarios y otorgará las que se necesiten para todas las operaciones de retorno de la delegación".

Los países garantes (Cuba, Noruega, Brasil y Chile) tienen a su vez una responsabilidad clave, pues quedaron de proporcionar el transporte requerido, en la eventualidad de que las partes no definan otra cosa. En los movimientos dentro del territorio colombiano, quedó acordado que se incluiría un representante del gobierno nacional. Asi mismo, quedó escrito que cualquier duda se resolverá de común acuerdo entre las partes y estos países, buscando preservar la seguridad de la delegación elena.

Con información de Semana