Quantcast
El Tiempo Latino
6:23 a.m. | 49° 2/21/2019

Becas para un sueño


Una organización ayuda a estudiantes de DC a continuar sus estudios universitarios

Olga Imbaquingo | 1/22/2019, 11:18 p.m.
Becas para un sueño
LATINA. Keiri Sánchez, la única estudiante latina que recibió una beca de UPO para perseguir su sueño de ser piloto. | Olga Imbaquingo

La disciplina y la constancia son dos cualidades que cultiva Keiri Sánchez, una jovencita que un día será piloto. Ese es su sueño desde la primera vez que se subió a un avión cuando era niña. Ahora tiene 18 años y la organización Uniting People with Opportunities (UPO), con la entrega de una beca de $10 mil, le está ayudando a dar un paso hacia adelante para alcanzar su meta.

Durante la edición número 35 del desayuno anual en memoria de Martin Luther King Jr., UPO premió los esfuerzos de otros cuatro estudiantes con la misma cantidad de dinero para que hagan realidad el deseo de ser ingenieros, biólogos, terapistas y zoologistas. Sánchez, alumna de Bell Multicultural High School, fue la única latina que recibió esta beca, el pasado 18 de enero. “Pasan por un proceso de selección exigente y a los ganadores no solo les entregamos este fondo económico sino que los acompañamos hasta que logran alcanzar su meta final”, dijo Juan Jara, vicepresidente de City National Bank. Él, junto con Gabriela Mossi, son los únicos latinos que están en la junta directiva de UPO.

A este fondo de becas Joseph A. Beavers College Scholarship aporta el gobierno federal, la administración de la ciudad y sobre todo donantes privados, solo así ha sido posible que 170 jóvenes y sus familias hayan superado la línea de pobreza, desde hace 28 años que se fundó esta organización.

Además de la excelencia académica, el directorio de Uniting People with Opportunities (UPO) toma muy en cuenta la valía de los aspirantes en su comunidad y su trabajo de voluntariado.

Fue Martin Luther King, el mayor referente del movimiento de los derechos civiles en Estados Unidos, quien en 1957 le recordó a su audiencia en Alabama, que “la pregunta más persistente y urgente en la vida es ‘¿Qué estás haciendo por los demás?’” y de esa gran cuestión se hizo eco Jacqueline Kinlow, presidenta de UPO para destacar, el esfuerzo de los estudiantes y el aporte de los donantes. “Su generosidad es un acto de desafío y resistencia…tenemos que seguir peleando y ganando… tenemos que seguir haciendo algo por los demás”, fue su mensaje.

Una de esas luchadoras es Natalia Wilkerson, una madre soltera de dos hijos que, entre nerviosa y emocionada, narró primero su realidad sombría e incierta y luego la calma que su familia halló, gracias al apoyo con cuidados infantiles y la búsqueda de un empleo decentemente remunerado que esta organización le ayudó a encontrar y que hasta la fecha ha incidido para bien en la vida de 50 mil residentes de Washington DC.

Cuando le tocó el turno a Freeman A. Hrabowski, presidente de la Universidad de Maryland en Baltimore, defensor de las minorías, educador y matemático, confrontó la realidad de los negros y los latinos en un mundo donde se habla mucho de la educación científica, pero menos del uno por ciento de afroamericanos y menos del tres por ciento de latinos tienen oportunidad en esos campos, en el condado vecino de Montgomery, uno de los que exhibe el código postal con más profesionales en ciencias e investigación en el país.