0

Agencia libre de la NBA: inicia el carrusel de los millones

La de este año lucía enorme, con nombres de piezas de talla All Star, campeones y futuros Salón de la Fama
PRETENDIDO. Kevin Durant era uno de los agentes libres más cotizados.

PRETENDIDO. Kevin Durant era uno de los agentes libres más cotizados.

No ha pasado mucho desde que bajó el telón de la temporada 2018-2019 de la NBA. Aún está fresco en la memoria el recuerdo de los Raptors de Toronto alzando el título en el Oracle Arena, casa de los Warriors de Golden State. También lo está el reconocimiento a Giannis Antetokounmpo como Jugador Más Valioso de la campaña; sin embargo, la maquinaria de la liga de baloncesto más importante del planeta.

El domingo 30 de junio a las 6:00 p.m., la agencia libre se hizo oficial y con ella un movimiento multimillonario por las piezas que estarían disponibles en el mercado. La de este año lucía enorme, con nombres de piezas de talla All Star, campeones y futuros Salón de la Fama, por lo que el dinero no debía ser un problema para ellos, aunque sí para las organizaciones dispuestas a pelearse por los basquetbolistas disponibles.

Cambio de aires

Kevin Durant era el primer nombre en la lista de deseos de varias franquicias. El alero, ahora ex de los Warriors de Golden State, dejó atrás una opción con el combinado de Oakland para adentrarse al mercado; no obstante, su situación fue lo suficientemente particular para revelar el potencial de un jugador con sus características. Lesionado en las finales (rotura del tendón de Aquiles derecho), renunció a $30 millones garantizados. Cualquier otro jugador habría tomado el dinero seguro, pues al verse mermado en y ausente en gran parte de la próxima temporada, tal vez no despertaría tanto interés.

Pero Durant es otro tipo de espécimen.

Los Warriors ofrecieron un máximo de cinco años y $200 millones; sin embargo, el poderoso anotador decidió asumir el reto y cambiar de aires. Su destino: los Nets de Brooklyn, donde acordó por cuatro campañas y $164 millones.

A él se unirá el base Kyrie Irving, ex de los Celtics de Boston, quien firmará un contrato de $141 millones por cuatro años.

Se espera que también arribe el pívot DeAndre Jordan.

De entrada, y por los nombres de los representantes que ahora se suman a sus filas, los neoyorquinos se perfilan de manera directa como uno de los equipos con altas aspiraciones de estar presente en las finales de la 2019-2020.

Quieren más

Mientras los Raptors celebraban su primer campeonato, era difícil olvidar la paridad en su serie contra los 76ers de Filadelfia, cuadro al que apearon en el séptimo de las finales de la Conferencia del Este con una canasta milagrosa de Kawhi Leonard.

El hambre de triunfos llevó a los de Pensilvania a centrar sus esfuerzos en mantener su núcleo y brindarle un año más de experiencia para meterse en la serie por el título. La prioridad pasaba por amarrar a sus elementos que serían agentes libres, Tobias Harris y Jimmy Butler; no obstante, solo alcanzaron acordar con el primero, pues el segundo defenderá los colores del Heat de Miami a partir de la próxima zafra.

Pero eso no desmoralizó a su gerencia, la cual se movió rápidamente en el mercado para adquirir a un veterano de mucho valor en el Este: Al Horford.

El dominicano se vinculó a los Sixers por las próximas cuatro temporadas y $1014 millones.

La baja: JJ Redick, nuevo jugador de los Pelicans de Nueva Orleans.

Otros movimientos

Ni bien había culminado el día cuando otros destacados exponentes de la disciplina revelaron sus planes.

Los Celtics, por ejemplo, se hicieron con los servicios del base Kemba Walker, ex de los Hornets de Charlotte, que ahora tendrán a Terry Rozier, precisamente proveniente del combinado de Massachusetts.

El español Ricky Rubio acordó con el Jazz de Utah; Patrick Beverley renovó con los Clippers de Los Ángeles y D’Angelo Russell llevará su juego a la bahía, al firmar con los Warriors; Derrick Rose pasó a los Pistons de Detroit y Kristaps Porzingis seguirá largo rato en las filas de los Mavericks de Dallas luego de extender su vínculo con los tejanos, franquicia a la que llegó vía cambio en la pasada campaña.

La pregunta del millón

Con los principales exponentes poniendo su firma con nuevos cuadros, la nueva duda surge en torno a Leonard, quien rompería la opción de jugador con los Raptors para estudiar ofertas.

En principio, son cuatro los equipos a los que atendería, con Toronto aún en sus planes. El resto serían los Clippers, Knicks de Nueva York y Lakers de Los Ángeles. Cada cual goza de enorme atractivo, con los canadienses dueños del incentivo de saberse campeones.