Quantcast
El Tiempo Latino
6:11 p.m. | 49° 5/24/2019

EDITORIAL | Carta abierta a la izquierda anti Trump


Ana Julia Jatar | 3/15/2019, 12:50 p.m.
EDITORIAL | Carta abierta a la izquierda anti Trump
CARACAS. Un grupo de jóvenes come de restos en la basura al lado del río Guaire, en la capital de Venezuela. | Efe

Hay un bolero que me encanta y se llama “Tú no sabes nada de la vida”. Sigue: “eres como nave a la deriva que va por el mundo sin razón”. Hoy se lo dedico con pasión a ustedes, a esa izquierda ignorante de la verdadera tragedia de América Latina cuyo odio hacia Donald Trump los ha llevado a olvidar sus principios y a defender a los dictadores de izquierda en la región.

Siempre he votado por los candidatos Demócratas y respaldo su lucha en temas progresistas, sin embargo, ustedes no están a la altura de nuestras actuales circunstancias. Estas exigen una lucha por la libertad contra la opresión en vez de su gastado debate entre izquierda y derecha. Es una tragedia hemisférica, el que su odio a Trump los haya llevado a defender, quizás sin querer, a dictadores como Nicolás Maduro, Daniel Ortega, Raúl Castro y Díaz Canel. Una vergüenza para ustedes y su partido. Por eso espero hacerlos reflexionar.

Sí, yo sé. Ustedes luchan por un sistema en el cual los niños no sufran hambre en los Estados Unidos y estoy de acuerdo. Entonces ¿por qué piden que la comunidad internacional y su país, Estados Unidos, no intervenga por razones humanitarias en Venezuela? ¿Por qué se gastan millones de dólares en su campaña “Hands Off Venezuela”(“Manos Fuera de Venezuela”)?

¿Ustedes saben quiénes tienen “las Manos EN Venezuela”? la miseria, el hambre, la desesperación, la opresión, la muerte, la falta de libertad, los militares cubanos, el narcotráfico, la guerrilla colombiana y el Hezbollah. No es invento de la “derecha”, es así.

¿Saben que según cifras oficiales entre el 2015 y el 2016, 11 mil 400 niños murieron antes de cumplir su primer año y hubo un aumento del 65% de mujeres que perdieron la vida durante su embarazo y parto?

¿Saben ustedes que de acuerdo a la ONG Caritas en un estudio de 2018, el 48% de las mujeres embarazadas en las clases bajas en Venezuela presentaban “malnutrición severa”?

¿Saben ustedes que la escasez de medicinas está estimada sobre el 90%?

¿Saben ustedes que el 87% de los 79 mil infectados con HIV no reciben tratamiento a pesar de haberse registrado con el gobierno para recibirlo?

¿Saben ustedes que según la ONG Sistema de Monitoreo Centinela de la Desnutrición Infantil desde agosto de 2017, el 85% de las familias venezolanas están recurriendo a fuentes de acceso al alimento como la mendicidad y los contenedores de basura?

¿Saben ustedes que el 64% de los venezolanos han perdido más de 24 libras debido a la falta de alimentos?

¿Saben ustedes que Venezuela tiene una semana sin electricidad por falta de mantenimiento a las fuentes hidroeléctricas y de transmisión a pesar de haberse gastado o más bien robado 100 mil millones de dólares para ese fin?

¿Saben ustedes que a diario se mueren pacientes por no tener servicio de diálisis? ¿Saben ustedes que 5 millones de venezolanos, más del 10% del país se ha ido huyéndole a la muerte y al hambre y para enviarle a sus viejos unos dólares?

¿Saben ustedes que esto sucede en un país que una vez fue el más rico de América Latina y que tiene las mayores reservas petroleras del mundo?

¿Saben ustedes que hay más de 500 presos políticos en Venezuela y que desde 2016 más de 15 mil personas han sido detenidas “y muchas torturadas y asesinadas” por pensar distinto??

¿Saben ustedes que existen unas fuerzas financiadas por el gobierno de Maduro, las FAES que entran todas las noches a las barriadas más humildes y matan con un tiro en la cabeza a quienes les da la gana y han ejecutado a más de 3 mil personas?

¿Saben ustedes que el 33% de los niños de los sectores más pobres han sufrido de tales niveles de hambre que ya tienen retardos irreversibles?

Que van a saber ustedes de esto, vayan a vivir a Venezuela, a Cuba o a Nicaragua para que aprendan a entender que la falta de libertad lleva a la miseria humana. Vayan a vivir unos meses en las mismas condiciones de angustia, miedo y desolación. Vayan y aprendan de la vida de nuestra gente, porque la verdad como dice el bolero: no saben nada, pero pueden aprender.