Quantcast
El Tiempo Latino
5:55 p.m. | 49° 5/22/2019

El camino de Gersson Rosas para ser el primer colombiano en comandar un equipo de la NBA


El bogotano fue nombrado presidente de operaciones de los Minnesota Timberwolves, siendo el primer latino que llega a este puesto. Esta es su historia.

Alfonso Hernández | Semana.com | 5/5/2019, 11:22 a.m.
El camino de Gersson Rosas para ser el primer colombiano en comandar un equipo de la NBA

Cuando el bogotano Gersson Rosas entró a la Universidad de Houston, lo hizo con la ilusión de algún día poder llegar a jugar a la NBA. Sin embargo, solo unos pocos privilegiados pueden cumplir el objetivo de estar en la liga más importante de baloncesto del mundo, y por eso Rosas decidió seguir el camino como técnico, y no como jugador.

Más de 20 años después, el colombiano no solo cumplió su objetivo de ocupar un sitial en la NBA, sino que además se ha convertido en el primer latino en ser nombrado presidente de operaciones de un equipo.

“Sabía que no iba a jugar profesionalmente entonces debí buscar maneras para ganar experiencia y llegar a la NBA”, explicó Rosas en una entrevista exclusiva con SEMANA en 2017.

El pasado viernes, los Minnesota Timberwolves anunciaron que Rosas ocupará el cargo en que recaen las principales decisiones organizacionales del equipo. Sin embargo, el recorrido no ha sido sencillo, pues empezó su carrera siendo asistente técnico en Westbury Christian High School –es decir, el equipo de un colegio–, con el que logró el campeonato estatal en la temporada 2002-2003.

Tras ese éxito, Rosas decidió regresar a su Alma Mater, la Universidad de Houston, en donde también se desempeñó como asistente entre 2003 y 2004. Su buena gestión llevó a que Rio Grande Valley’s, filial de los Rockets en la G-League (La Liga de Desarrollo de la NBA), se fijará en él.

Con esta organización, Rosas volvió a hacer otro cambio vocacional y empezó a acercarse a la parte gerencial. Luego dirigió la organización y conduciéndola hasta el título en la temporada de 2009/2010.

Su eficiente forma de trabajar y sus buenos resultados allanaron el camino para que recibiera la oportunidad de subir a la franquicia principal, Houston Rockets, en donde se convirtió en la mano derecha de Daryl Morey.

“Mi camino a la NBA fue largo pero con mucha ayuda y bendiciones que se me dieron. Lo que más me motivó fue la pasión por el baloncesto, no sabía a qué nivel pero si estaba muy mentalizado en trabajar en equipos, evaluar talento y seleccionar jugadores”, dijo Rosas a SEMANA.

Rosas fue nombrado vicepresidente ejecutivo para operaciones de Baloncesto de los Houston Rockets, cargo de vital importancia para la franquicia.

“Me encargo de conformar el equipo. También de la evaluación, desarrollo, contratación y cambios de jugadores. Trabajo de la mano del entrenador y el grupo siempre en aras de ayudar el equipo. También estudiamos todo lo relacionado con la parte estadística del juego y evaluamos lo científico con el cuerpo médico”, había dicho a SEMANA.

Morey es uno de los directivos más respetados de la NBA porque hizo un revolcón en su equipo que cambió toda la NBA. Las decisiones de la franquicia se basan en estadísticas por lo que su estrategia es solo hacer lanzamientos de tres puntos o muy cerca del aro, que numéricamente son los más eficientes del juego.

Además, los Rockets se han destacado por sus buenas elecciones a la hora de fichar jugadores como es el caso de James Harden, el jugador más valioso de la pasada temporada y uno de los mejores anotadores de la historia de la NBA.