0

Embajador venezolano Carlos Vecchio recibe Premio a la Libertad en Washington

“Yo estoy aquí ante ustedes como embajador gracias al coraje del pueblo de Venezuela”, dijo el líder político
WASHINGTON. Carlos Vecchio (c), embajador en Estados Unidos de Juan Guaido, se reúne con simpatizantes fuera de la Embajada de Venezuela en DC, el miércoles 1° de mayo.

WASHINGTON. Carlos Vecchio (c), embajador en Estados Unidos de Juan Guaido, se reúne con simpatizantes fuera de la Embajada de Venezuela en DC, el miércoles 1° de mayo.

Carlos Vecchio, embajador de Venezuela en Estados Unidos, nombrado por el presidente interino Juan Guaidó, recibió en nombre de los venezolanos el Premio a la Libertad (Freedom Award), galardón que inmediatamente llevó y entregó a la diáspora de su país que se mantiene en resistencia frente a la Embajada en Washington, como reconocimiento a la lucha y resistencia que mantienen exigiendo el cese de la usurpación y de la toma ilegal que ejecutan invasores de Code Pink.

El premio otorgado por el Instituto Republicano Internacional, en Washington, fue entregado por el senador Rick Scott al embajador Vecchio en reconocimiento a la lucha por la libertad y la democracia que protagoniza el pueblo venezolano.

“Yo estoy aquí ante ustedes como embajador gracias al coraje del pueblo de Venezuela y quiero dedicar esto, no solo a todos los venezolanos que están luchando en nuestro país; no solo a los venezolanos de nuestra diáspora, sino especialmente a todos los venezolanos que han dado su vida por la libertad y la democracia de Venezuela”, dijo Vecchio.

Para el embajador designado por Guaidó, “la única forma de resolver la crisis en Venezuela es poniendo fin a la usurpación de Maduro, es poniendo fin a la dictadura en Venezuela, esa es la única forma de detener el sufrimiento de los venezolanos y es lo que estamos haciendo justo ahora en nuestro país, para establecer un gobierno de transición y convocar elecciones libres y transparentes. Esa es nuestra agenda y para ello hemos solicitamos el apoyo de la comunidad internacional”.

Vecchio agradeció en nombre del presidente Guaidó y del pueblo venezolano el permanente apoyo del vicepresidente Mike Pence, de la administración, de senadores, congresistas y del pueblo de Estados Unidos.

“Ustedes no están defendiendo solo los derechos de los venezolanos, ustedes están defendiendo principios y valores universales establecidos por sus padres fundadores que han hecho de este país una gran nación. En 1773 uno de nuestros padres fundadores, Francisco de Miranda, vino a esta tierra maravillosa y tuvo el privilegio de unirse a George Washington, a Jefferson y a Adams con un solo propósito, llevar la libertad a Suramérica, particularmente a Venezuela”.

Prosiguió: “20 años después Miranda volvió a Venezuela y se unió a Bolívar para la independencia, con las ideas de libertad que había adquirido en este bello país. Me siento muy orgulloso de ser un venezolano, un latinoamericano porque la causa de la libertad en este continente está teniendo lugar en Venezuela gracias al coraje de los venezolanos y de gente como ustedes. Este continente debe ser el continente de la libertad, debe ser un continente sin dictaduras y yo les digo que no tengo ninguna duda de que Venezuela tendrá un nuevo nacimiento de libertad. Dios bendiga América, Dios Bendiga a Venezuela, Viva Venezuela Libre”.

Inmediatamente tras recibir el premio, Vecchio se trasladó hasta la Embajada de Venezuela, en Georgetown, donde se lo entregó a los venezolanos que permanecen en resistencia exigiendo el cese de la usurpación y de la toma ilegal que ejecutan grupos patrocinados por el régimen de Maduro.

“Este reconocimiento es un premio al coraje de los venezolanos que como ustedes están luchando para restablecer la democracia en nuestro país. No podía parar sin compartir este premio con ustedes, porque este premio es por lo que ustedes están haciendo. Es para el pueblo de Venezuela, pero también para reconocer el esfuerzo de nuestra diáspora y para aquellos que han dado su vida por la libertad”, expresó.

Vecchio dejó el premio bajo custodia de la comunidad venezolana que permanece en resistencia, con el compromiso de que pronto lo coloquen dentro de la sede diplomática.