0

Especial | Latinoamérica tras elecciones: ciudadanos entre la transición y el continuismo

Andrei Serbin Pont, analista internacional, afirma que aún se desconoce si la política exterior del peronista Alberto Fernández será pragmática o ideológica
COMICIOS. En Argentina ganó las presidenciales el candidato peronista Alberto Fernández junto con Cristina Fernández, victoria reconocida por Mauricio Mari. | Foto: Efe/Enrique García Medina

COMICIOS. En Argentina ganó las presidenciales el candidato peronista Alberto Fernández junto con Cristina Fernández, victoria reconocida por Mauricio Mari. | Foto: Efe/Enrique García Medina

El fin de semana pasado se hubo tres procesos electorales que encabezaron las portadas de los medios de comunicación. En Argentina, Uruguay y Colombia se realizaron elecciones clave que definirán el rumbo de esas naciones, principalmente las dos primeras, donde se celebraron comicios presidenciales en los que estuvo en juego un continuismo de los liderazgos o la apertura a una etapa de transición a nuevos gobiernos.

El peronista Alberto Fernández, candidato de la coalición Frente de Todos, superó con suficiente ventaja al mandatario Mauricio Macri como para evitar una segunda vuelta de las presidenciales en Argentina, de acuerdo con el recuento provisional de 97,13% de los votos. El líder opositor obtuvo un 48,10% de respaldo frente al 40,37% del actual jefe de Estado, impulsado por Juntos por el Cambio.

El resultado augura, además, el retorno de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner a la Casa Rosada de Buenos Aires, sede del Poder Ejecutivo, esta vez como vicepresidenta de Fernández.

Andrei Serbin Pont, analista internacional y director de la Coordinadora Regional de Investigaciones Económicas y Sociales (CRIES), afirma que hubo esperanzas de que la tendencia de las primarias -en las que Macri salió desfavorecido- se revirtiera en los comicios; aunque no lo hizo, disminuyó la tendencia.

JÚBILO. Ciudadanos salieron a las calles cercanas al Obelisco de Buenos Aires para celebrar el triunfo de Alberto Fernández y Cristina Fernández, quien regresa al poder. | Foto: Efe/Juan Ignacio Roncoroni

JÚBILO. Ciudadanos salieron a las calles cercanas al Obelisco de Buenos Aires para celebrar el triunfo de Alberto Fernández y Cristina Fernández, quien regresa al poder. | Foto: Efe/Juan Ignacio Roncoroni

En Argentina también se realizaron elecciones para renovar media Cámara de Diputados, un tercio del Senado y elegir gobernadores y legisladores en distintas provincias. Aunque el escrutinio final puede modificar la tendencia de algunos puestos en el Congreso, no se esperan grandes cambios.

El analista Andrei Serbin Pont destaca que Macri, aunque deberá dejar el poder el próximo 10 de diciembre, consolidó un importante espacio opositor “que no es tan minoritario”, pues tendrá casi la mitad de respaldo del legislativo, en provincias y municipalidades. Ahora sus esfuerzos se centran en una transición del poder en un contexto de crisis económica compleja, que incluye inflación y un alto nivel de endeudamiento. El déficit fiscal fue reducido, el ajuste económico en ese ámbito se logró en un 75%, falta el 25% restante, afirmó el especialista en una entrevista con El Tiempo Latino.

“Hay que ver si primero Alberto Fernández va a tener el capital político necesario dentro de su propia coalición para hacer ese ajuste; dos, si va a tener la cintura política necesaria para vincularse y buscar el apoyo de la oposición en este proceso, porque va a necesitar que pase por el legislativo; y tercero, enfrentarse a un escenario internacional que no le es favorable de la misma manera que no le fue a Macri, porque no son las condiciones del mercado internacional de commodities que tuvo Cristina o Néstor en su auge (...) Lo que condiciona bastante el accionar económico”, advirtió.

El presidente electo deberá dialogar con el Kirchnerismo o recurrir al apoyo de la oposición para ejecutar las medidas que requieran el apoyo del Congreso. En estos comicios resaltó la capacidad de reunificación del peronismo para enfrentarse a Macri, pues de lo contrario no se habría alzado con la victoria, argumentó Serbin Pont.

“Buena parte de Argentina, sobre todo el electorado más duro del macrismo, ve un retroceso en los avances en materia democrática que hicieron en los últimos años; pero también toca ver qué perfil termina teniendo Alberto y si será el candidato moderado como el que se presentó en campaña o si termina asumiendo características más tradicionales más autoritarias y menos democráticas del Kirchnerismo en el pasado”.

Crisis económica Argentina

De acuerdo con el analista, hay una mayor incertidumbre sobre el futuro de Argentina porque aún se desconoce qué características tendrá el gabinete de Fernández, cómo será su mandato y cuál será la reacción del mercado. Macri, sin embargo, tras saber los resultados invitó al adversario político a desayunar a la Casa Rosada al día siguiente, para conversar sobre la transición.

BUENOS AIRES. Se espera una transición ordenada entre el gobierno saliente (de Macri) y el entrante, algo no ocurrido en 2015 cuando Cristina Fernández dejó la Casa Rosada. | Foto: Efe

BUENOS AIRES. Se espera una transición ordenada entre el gobierno saliente (de Macri) y el entrante, algo no ocurrido en 2015 cuando Cristina Fernández dejó la Casa Rosada. | Foto: Efe

La situación económica fue uno de los principales factores que jugó en contra de Macri: al cierre de 2018 hubo un alza en la inflación de 47,65%, según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC); el peso argentino se devaluó drásticamente de 9,75 pesos por dólar, al 9 de diciembre de 2015, a 65 pesos por dólar, al inicio de la jornada del lunes 28 de octubre, un día después de los comicios, refiere la agencia Efe.

El desempleo aumentó a 10,6% y la actividad económica registró una caída interanual en agosto de 3,8%. La deuda bruta aumentó a un total de 337 mil 267 millones de dólares, un 80,7% del PIB para el segundo semestre de 2019. Además, hay un compromiso con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por un préstamos de 56 mil 300 millones de dólares, aprobados en 2018. Una consecuencia de esta crisis es el aumento de la pobreza, que había disminuido al inicio de la gestión del presidente saliente.

El lunes 28, los mercados se tambalearon tras la jornada electoral y el Banco Central aumentó los mecanismos cambiarios para reducir de $10 mil a $300 el monto en dólares que los ciudadanos pueden adquirir al mes: $200 vía electrónica y $ 100 en efectivo.

Para Serbin Pont, el mayor desacierto de Macri fue “no haber enfrentado de lleno la cuestión económica como lo había propuesto en campaña; eso pasa por una subestimación de lo crítica de la situación económica en 2015 y también por una falta de disposición a tomar medidas más de shock en vez de asumir el gradualismo que terminó asumiendo”.

El director de CRIES, no obstante, acotó que la gestión de Macri fue exitosa al cambiar el debate sobre la democracia, en la modernización del Estado, reducción del déficit fiscal, transparencia gubernamental, avances en infraestructura y una hábil política exterior que lo posicionó en el escenario mundial como no lo había hecho en años.

Argentina en el ámbito internacional

Varios países, organizaciones y líderes internacionales felicitaron a Alberto Fernández menos el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien consideró como una mala elección la victoria del izquierdista.

En cuanto a la dirección de la política exterior del próximo gobierno, Serbin Pont cree que hay dos posibilidades: “Una es en el escenario de que el Kirchnerismo termina teniendo mayor poder en su gobierno (...) Con una posición más crítica de Estados Unidos, acercamiento a países con los que se ha alejado en últimos años incluyendo Venezuela, un posible alejamiento del Grupo de Lima o posturas más neutrales como las de Uruguay y México”.

El analista agrega que otra posibilidad es que se dé una faceta más pragmática, con un mandatario que entiende la importancia de China y Rusia como socios pero teniendo en cuenta la necesidad de tener un diálogo y buenas relaciones con Estados Unidos por la deuda con el FMI; con una postura que implique alejarse del Grupo de Lima pero sin restablecer los lazos con el régimen de Nicolás Maduro.

De momento, Fernández expresó su intención de mantener relaciones de mutuo respeto y entendimiento con Estados Unidos, mediante un tuit. Agradeció a Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos, las felicitaciones por su triunfo.

Previamente, Pompeo había señalado en un comunicado: “Estamos dispuestos a trabajar con Alberto Fernández como el nuevo presidente de Argentina para abordar los intereses que nuestros países comparten (...) Esperamos trabajar con la Administración de Fernández para promover la seguridad regional, la prosperidad y el Estado de derecho”.

Uruguay en segunda vuelta

En Uruguay no hubo resultados concluyentes en la elección presidencial, los dos candidatos más votados irán a segunda vuelta en la que se definirá la continuidad en el poder del izquierdista Frente Amplio (FA) o un cambio con el Partido Nacional (PN).

Con el escrutinio de 84% de los votos, se evidenció un apoyo de 39,95% (768.207) a Daniel Martínez, del FA, cuya organización gobierna desde 2005; mientras que Luis Lacalle Pou, del PN y considerado un político de derecha, obtuvo el apoyo de 30,2% (580.705).

POLÍTICA. El candidato a la Presidencia de Uruguay Daniel Martínez apeló al diálogo con otras fuerzas políticas con vistas a la celebración de una segunda vuelta electoral, el 24 de noviembre, tras los comicios del domingo 27 de octubre. | Foto: Efe/Raúl Martínez.

POLÍTICA. El candidato a la Presidencia de Uruguay Daniel Martínez apeló al diálogo con otras fuerzas políticas con vistas a la celebración de una segunda vuelta electoral, el 24 de noviembre, tras los comicios del domingo 27 de octubre. | Foto: Efe/Raúl Martínez.

La nueva cita electoral está prevista para el 24 de noviembre. Una posible alianza entre los candidatos Ernesto Talvi, del centroderecha Partido Colorado, y de Guido Manini Ríos, del Cabildo Abierto, podría favorecer a Lacalle Pou en vista de que ambos obtuvieron 13,04% y 11,33% de los votos, respectivamente.

En las elecciones legislativas quedó fragmentado el Parlamento para el periodo 2020-2025. En la Cámara de Diputados pasó de cinco a siete la presencia de diversos partidos políticos.

Las organizaciones políticas Cabildo Abierto, Partido Independiente, Partido de la Gente y Partido Ecologista Radical e Intransigente se unen a legislar además del FA, el PN y del Partido Colorado, de acuerdo con información de agencias.

Nuevos líderes en Colombia

En Colombia votó más de 22,1 millones de personas para elegir gobernantes regionales. Con una participación mayor a 60%, el partido Alianza Verde ganó los principales cargos. El Centro Democrático, en la que militan el presidente Iván Duque y Álvaro Uribe, resultó ser una de las opciones menos votadas.

La organización Alianza Verde se alzó como ganador para las alcaldías de Bogotá, con Claudia López; Cali, con Jorge Iván Ospina; Cúcuta, con Jairo Yáñez; Manizales, con Carlos Mario Marín, y Florencia, con Luis Antonio Ruiz.

HITO. Por primera vez en la historia Bogotá tendrá una mujer al frente de la Alcaldía, que además es miembro del colectivo LGBT. | Foto: Efe/Mauricio Dueñas Castañeda

HITO. Por primera vez en la historia Bogotá tendrá una mujer al frente de la Alcaldía, que además es miembro del colectivo LGBT. | Foto: Efe/Mauricio Dueñas Castañeda

En la contienda electoral resaltó la victoria de líderes como la exsenadora Claudia López, cuya lucha contra la corrupción e historia de vida impulsó su carrera. Marcó un hito al ser la primera mujer alcalde de Bogotá, además es miembro de la comunidad LGBTI y proviene de una familia humilde.

Guillermo Torres Cueter, exguerrillero de las FARC, también se alzó como alcalde electo de Turbaco, un municipio del departamento colombiano Bolívar. Es un músico que centró su campaña en defender el medio ambiente.

Polémica en Bolivia

BOLIVIA. Se mantiene el descontento por un posible fraude de Evo Morales, reelecto nuevamente tras 13 años en el poder. Imagen de los disturbios el martes 29 de octubre. | Foto: Efe/Jorge Abrego

BOLIVIA. Se mantiene el descontento por un posible fraude de Evo Morales, reelecto nuevamente tras 13 años en el poder. Imagen de los disturbios el martes 29 de octubre. | Foto: Efe/Jorge Abrego

En Bolivia las presidenciales del 20 de octubre siguen manchadas con la denuncia de Carlos Mesa ante un presunto fraude. El candidato es el principal contrincante del mandatario Evo Morales y denuncia irregularidades en el conteo de votos por parte del Tribunal Supremo Electoral. Desde entonces, se han realizado manifestaciones en varias ciudades a favor y en contra de los resultados que han desencadenado en enfrentamientos.

Durante el escrutinio, inesperadamente se paró el conteo y la tendencia de los resultados preliminares sufrió una drástica diferencia a favor de Morales, del Movimiento al Socialismo, que le concedió la victoria sin necesidad de segunda vuelta. Los resultados cuestionados dieron un 47,8% de los votos al actual mandatario y un 36,51% al expresidente Mesa. Se prevé una auditoría para descartar un balotaje.