0

Defensa de Harvey Weinstein: Los fiscales “despojan a las mujeres adultas” de toda responsabilidad

Harvey Weinstein podría ser condenado a cadena perpetua si es hallado culpable
JUDICIALES. El juicio de Weinstein se desarrolla a dos años de las primeras acusaciones en su contra en medios de comunicación estadounidenses. | Foto: Efe/Peter Foley

JUDICIALES. El juicio de Weinstein se desarrolla a dos años de las primeras acusaciones en su contra en medios de comunicación estadounidenses. | Foto: Efe/Peter Foley

La defensa de Harvey Weinstein sostuvo en los argumentos finales del juicio, que se celebra en Nueva York en contra del poderoso productor de cine de Hollywood, que los fiscales federales buscan con sus posiciones “despojar a las mujeres adultas” de toda responsabilidad en relación con las relaciones que sostuvieron con el acusado. De acuerdo con la abogada Donna Rotunno, fueron todas consensuadas entre las acusadoras y su cliente.

Rotunno comenzó sus argumentos finales haciendo un llamado a los miembros del jurado conformado por siete hombres y cinco mujeres para que usen su “sentido común” de Nueva York y no presten atención a los instintos que hayan habido podido generarse, sino que evalúen las evidencias. Aseguró que los fiscales federales no lograron probar la carga de la prueba más allá de la duda razonable.

La abogada defensora hizo énfasis en el hecho de que el jurado no estaba allí para “criminalizar la moralidad”. Asimismo, sostuvo que hasta la persona más impopular los necesita.

Durante el juicio, los jurados escucharon los testimonios de seis mujeres que sostienen que Weinstein abusó de ellas sexualmente. Solo dos de ellas acusan a Weinstein, Jessica Mann que dice que fue violada por el acusado en un hotel de NY y en otro de Los Ángeles en 2013; y Mimi Haley sostuvo que el productor la obligó a practicarle sexo oral. Las otras presuntas víctimas no pudieron formar parte de la causa porque los delitos fueron hace más de dos décadas, lo cual no es permitido por la Ley de Estatuto de Nueva York.

La abogada de Weinstein dijo refiriéndose a los fiscales que llevan el caso que “en su universo, las mujeres no son responsables de las fiestas a las que asisten, los hombres con los que coquetean. En este universo ni siquiera son responsables de sentarse frente a sus computadoras y enviar mensajes a hombres de todo el país”.

Rotunno sugirió que el caso del fiscal “despoja a las mujeres adultas de su propia agencia y responsabilidad, y comenzó a establecer los plazos tanto de Haley como de Mann con respecto a sus interacciones con Weinstein, reiterando los puntos que el equipo de defensa ha hecho durante todo el juicio: que las mujeres continuaron manteniendo contacto con Weinstein después de los presuntos ataques, incluido el envío de correos electrónicos amistosos, la búsqueda de invitaciones a la fiesta de Weinstein y asistir a esas fiestas, y reunirse en repetidas ocasiones con el hombre al que luego acusarían de violación.

La defensora detalló los repetidos contactos hechos por las acusadoras con Weinstein, luego de la supuesta mala conducta de su cliente.

Entre otros aspectos de los testimonios de las acusadoras, Rotunno criticó lo planteado por Mimi Haley quien testificó que visitó a Weinstein en su departamento de Soho porque temía que él estuviera enojado porque no había aceptado una invitación previa para volar a París.

Rotunno le recordó al jurado que Haley había dicho, cuando se le preguntó por qué fue sola al departamento de Weinstein, que “no tenía ninguna razón para no hacerlo”.

Weinstein ha sido nombrado públicamente por docenas de mujeres por su presunta conducta sexual inapropiada, está siendo juzgado en la Corte Suprema del estado de Nueva York. El acusado insiste en que todas las relaciones sexuales fueron consensuadas y se ha declarado inocente en este tribunal de Manhattan de cinco cargos de delitos graves, incluyendo violación, agresión sexual criminal y agresión sexual depredadora. Podría ser sentenciado a cadena perpetua si es declarado culpable de agresión sexual depredadora.

Weinstein enfrenta cinco delitos graves basados en acusaciones de dos mujeres y, si es declarado culpable, podría enfrentar cadena perpetua.

El juicio de Weinstein se produce a más de dos años después de que se publicaran las acusaciones iniciales contra el productor de cine en The New Yorker y The New York Times, alimentando el movimiento #MeToo que arrasó con Hollywood y más allá. Desde entonces, más de 100 mujeres han acusado a Weinstein de violación, agresión sexual y acoso sexual. Weinstein también ha sido acusado de violación en el condado de Los Ángeles.