Photo detail

Aaron Hernández, exjugador de los Patriots, escucha el veredicto que le declara culpable de asesinato en primer grado por la muerte de Odin Lloyd, un jugador semiprofesional de fútbol originario de Boston, que salía con la hermana de su prometida, en Fall River, Massachusetts, el 15 de abril del 2015. El veredicto conllevó una sentencia automática de cadena perpetua.

Artículos en los que aparece esta foto:

--