Quantcast
El Tiempo Latino
10:38 p.m. | 49° 12/11/2018

Maxine Stanich, a los 87, había firmado una directiva para no ser resucitada si su corazón se detenía. Así y todo, los médicos le colocaron un desfibrilador.

Maxine Stanich, a los 87, había firmado una directiva para no ser resucitada si su corazón se detenía. Así y todo, los médicos le colocaron un desfibrilador.

Artículos en los que aparece esta foto:

Comentarios

Utilice el formulario de comentarios para comenzar una discusión acerca de este contenido.