COMPARTE

Ley de control de armas en Maryland

La Asamblea Legislativa del estado aprobó unas de las medidas más estrictas del país.

El estado de Maryland cuenta con las leyes de control de armas más estrictas del país, después de la legislación que entró en vigor a raíz de la masacre de diciembre de 2012, en una escuela primaria de Newtown, en Connecticut.

En 2013 la Asamblea Legislativa de ese estado aprobó un paquete que restringe la compra de armas. La ley entró en vigor el 1 de octubre. Desde esa fecha, Maryland prohibe la venta de todos los rifles semiautomáticos, unos 45 en total, y los cargadores de más de 10 balas. También todos los compradores deben someterse a un chequeo de su historial criminal mediante sus huellas dactilares.

Darion Marcus Aguilar compró el arma de manera legal en United Gun Shop, en el condado de Montgomery: un rifle Mossberg 500 por $430, que pagó en efectivo, según un reporte de The Washington Post. El arma cumplía con los requisitos bajo la ley. No era semiautomática y tenía un cargador de menos de 10 balas.

Nada hizo presagiar al dueño de la tienda, Cory Brown, que el joven amable y cortés quien buscaba un rifle para defensa propia se convertiría un mes después en el autor de una tragedia. “Era el cliente ideal”, expresó Brown. “Todo su comportamiento lo era. Sonreía, era cortés, y no agresivo”, expresó durante una entrevista con el periódico. “No levantó ninguna bandera roja, por eso la noticia me impactó”, dijo.

Darion Marcus Aguilar estaba supuesto a trabajar la mañana del sábado 25 de enero. En lugar, tomó un taxi y se bajó en el centro comercial Columbia Mall, en el condado Howard de Maryland. Por una hora bajó y subió de la segunda planta a la primera hasta que a las 11:15 ejecutó entre seis y ocho disparos cobrando la vida de dos empleados de una tienda de accesorios de patinetas.

Nunca se sabrá a ciencia cierta por qué lo hizo. Aguilar, de 19 años, se suicidó con un balazo en la boca. El miércoles 29, la Policía dijo que Aguilar había escrito en su diario que mataría a alguien y expresó “odio en general” .

La tragedia, una de las más recientes en la serie de incidentes que envuelven a jóvenes en un tiroteo, ha puesto de luto a una comunidad y ha dejado perplejos a quienes conocían a Aguilar.

“La mejor manera cómo puedo explicar el corazón de Darion es que era un vegetariano. Él se convirtió en vegetariano después de ver en un documental de PBS cómo mataban a los animales”, expresó a The Baltimore Sun Ellis Cropper, un adulto amigo de Aguilar, quien se convirtió en el vocero de la familia. “Él siempre estaba abrazando a su madre, besándola, era un chico muy compasivo”, agregó Cropper.

Las víctimas son Brianna Benlolo, de 21 años, quien era mamá de un niño de 2 años; y Tyler Johnson, de 25. Ambos trabajaban en la tienda Zumiez, que se dedica a la venta de engranajes para patinetas “skateboard”.

Hasta el miércoles 29, los investigadores trataban de determinar los motivos del crimen y la relación entre las víctimas y el autor de los disparos. Al parecer no había ninguna.

Al principio se especuló que Aguilar y Benlolo se conocían y se filtró en algunos medios que podrían haber tenido un tipo de relación. “No hemos podido establecer eso. Y no estamos seguros de dónde viene esa información”, expresó a The Washington Post, el Jefe de la Policía de Howard, Bill McMahon. Benlolo vivía a una media milla de la casa de Aguilar, en la misma área de College Park. Pero no hay evidencia que se conocieran. El autor de los disparos recién se había mudado hacía un mes con su madre a la casa.

La tragedia llama una vez más al debate sobre el control de armas y la atención a la salud mental. Irónicamente Maryland cuenta con una de las medidas más estrictas sobre el uso de armas.

Aguilar adquirió el rifle, con el que disparó, en una tienda de Montgomery en diciembre, cumpliendo los requisitos, entre ellos, chequeo de récord criminal.

Por el lado de salud mental, basado en los escritos de su diario, la Policía dijo que Aguilar era “infeliz”. Y el martes 28 dijo en twitter que “Aguilar sabía que estaba teniendo problemas de salud mental”. El caso es un rompecabezas, incluido el apellido hispano, proveniente del padre, del cual poco se sabe.

COMPARTE
últimas noticias


Sucesos

El caso de Hickman's Family Farms

MS-13: "Te unís o te morís"


Política

La representante Tricia Cotham deja el Partido Demócrata para unirse al Republicano


Nacional

En Florida preparan ley contra los periodistas y medios de comunicación