HISTÓRICO. Facundo Guardado, del Partido Demócrata Cristiano (PDC).



Alfredo Duarte Pereira para ETL

HISTÓRICO. Facundo Guardado, del Partido Demócrata Cristiano (PDC).

¿Qué tienen en común dos alcaldes salvadoreños, un ex guerrillero protagonista de los Acuerdos de Paz de 1992, una inmigrante y activista, un inmigrante y empresario, y un joven universitario y ex bombero en el condado de Fairfax?

Respuesta: todos ellos, los seis, se han acercado a la comunidad salvadoreña del área metropolitana de Washington, DC, para pedirles que influencien el voto de familiares y amigos en El Salvador durante las elecciones legislativas y municipales del domingo, 1 de marzo.

Los seis candidatos son un ejemplo del rico abanico ideológico y de contribución al espíritu democrático de un país que busca construir un futuro de superación de la violencia y de oportunidades que eviten la sangría de la inmigración. Y para ello hay que elegir el tipo de liderazgo que ellos representan. Por eso los candidatos han decidido hablar a dos voces: en El Salvador y en Estados Unidos. En la región cuyo epicentro es Washington, DC, reside medio millón de salvadoreños, según fuentes consulares. Y aquí han dejado huella algunos de los candidatos.

Es el caso de Josué Alvarado, un inmigrante que se hizo empresario trabajando “desde abajo” para apoyar “los sueños y las esperanzas de mis connacionales en Estados Unidos y en El Salvador”.

Asegura que quiere hacer historia y que es consciente de la oportunidad que se le presenta a la voz de los salvadoreños en el exterior. Su frase de campaña —”Es hora que los que podemos actuemos”— es un llamado a que los salvadoreños de Estados Unidos hablen con amigos y familiares en El Salvador y le identifiquen como la casilla 2 del Partido Demócrata Cristiano (PDC).

“Es importante que los votantes vean en mí una gran oportunidad para representar a la diáspora salvadoreña y que los salvadoreños en Estados Unidos hablen con sus familiares y les animen a votar por el Partido Demócrata Cristiano como numero 2 por San Salvador”, dijo Alvarado a El Tiempo Latino. Este emprendedor es originario del departamento de La Unión, fundador de empresas en Maryland y en San Salvador y, además, preside una fundación para generar oportunidades laborales para jóvenes que han caído en la maraña de la violencia.

También por el PDC se presenta a las elecciones a diputado Facundo Guardado, un exdirigente histórico del FMLN —hoy en el gobierno— y protagonista activo del proceso que condujo a la firma de los Acuerdos de Paz en 1992 que pusieron fin a 12 años de guerra. Durante una visita a The Washington Post y en entrevista con El Tiempo Latino para una miniserie en video sobre la historia reciente de El Salvador que se publicará en eltiempolatino.com, Guardado lamentó que su país ha avanzado poco en la construcción de una institucionalidad democrática. Indicó que ni el FMLN ni ARENA han sabido darle a los salvadoreños la estabilidad jurídica que demandan, y que se han olvidado de un segmento de la población que es el que sostiene la economía del país: la clase media, y que sin ésta no es posible hablar de democracia. Aseguró que la impunidad, la falta de liderazgos políticos y la pobreza, son sólo algunos de los obstáculos que no permiten avanzar en edificar un país en democracia. “No nos está siendo fácil pasar a un Estado de instituciones y de leyes”, dijo.

Sondeos de Newlink Research, ARENA figura a la cabeza de intención de voto con un 45%, el FMLN es segundo con un 39% y el (PDC) por el que se presentan Josué Alvarado y Facundo Guardado cuenta con un 1%. Pero el hecho de que por primera vez en estas elecciones se pueda votar por personas (listas abiertas) abre las posibilidades de estos candidatos minoritarios. Además, hay un 5% de indecisos.

Saúl Lorenzo Rivas, alcalde de Chinameca, en el Departamento de San Miguel, en el oriente de El Salvador, visitó recientemente el área de Washington DC. El objetivo del alcalde fue promover entre los residentes salvadoreños locales su candidatura a diputado por el partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA). “He hablado con los empresarios del área, los diputados tenemos que ver la política exterior, saber qué es lo que necesita el empresario, no sólo venir y pedir el voto”, dijo Rivas en una entrevista con El Tiempo Latino el domingo 25 de enero en un acto proselitista en el restaurante Puente de Oro, en la zona de Wheaton, Maryland.

Por su parte, Hugo Salinas quiere “repetir el plato” de convertirse nuevamente en alcalde de Intipucá. “Me siento con la seguridad de ganar”, dijo Salinas al concluir una gira por el área entre fines de enero y principios de febrero. Salinas —quien vivió varios años en el área de DC— se presenta por el partido Gran Alianza por la Seguridad Nacional (GANA).

También Edith Anabel Munguía, más conocida en el área como “Anita Roque”, confía en ganar en los comicios del 1 de marzo en El Salvador como diputada suplente en el Parlamento Centroamericano (PARLACEN). “El partido me lo pidió”, dijo Munguía con respecto a la solicitud del gobernante Frente Farabundo para la Liberación Nacional (FMLN) para que haya representación de los salvadoreños en el exterior. “Tengo un poquito más de conocimiento, no poder, sino un acercamiento a nuestro pueblo que me permite trabajar más con los centroamericanos de la región”, dijo la candidata a El Tiempo Latino en una entrevista en la que destacó su trayectoria en el campo de ayuda legal a los inmigrantes latinoamericanos. Munguía asistió el domingo 15 de febrero a una misa en la Iglesia Episcopal San Mateo, en Hyattsville, Maryland, donde recibió la bendición del padre Vidal Rivas, de origen salvadoreño.

SANTIAGO DAVID TÁVARA CONTRIBUYÓ A LA ELABORACIÓN DE ESTE ARTÍCULO.

últimas noticias


Sucesos

El caso de Hickman's Family Farms

MS-13: "Te unís o te morís"


Política

La representante Tricia Cotham deja el Partido Demócrata para unirse al Republicano


Nacional

En Florida preparan ley contra los periodistas y medios de comunicación