El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, asomó este 26 de noviembre la posibilidad de que el brexit que el día 25 del mes en curso legalizaron los miembros de la Unión Europea, limitaría al Reino Unidos comerciar con su país.

De acuerdo con la agencia de noticias EFE, el mandatario señaló que “ahora mismo, parece que el Reino Unido no podría comerciar con EE.UU. No creo que la primera ministra (Theresa) May quisiese eso y espero que pueda hacer algo al respecto”.

Sus palabras, según la fuente, las dijo antes de partir a Misisipi para atender un acto electoral.

Aún a la espera de la aprobación de Londres, Trump ha sido uno de los defensores de la acción de los británicos, en lo que, a su juicio, “suena como un gran pacto para la Unión Europea”.

“Tendremos que mirar seriamente sobre si al Reino Unido se le permite comerciar”, siguió.

Pese a considerar que realmente podría haber obstáculos entre ambos territorios en materia comercial, el presidente no se refirió a cuáles serían los mismos ni cuál rubro en específico sería el más afectado.