Este 2 de abril, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, señaló que está completamente listo para cerrar la frontera que conecta a su país con México, una acción que prometió la semana pasada.

De acuerdo con información de la agencia de noticias EFE, para el mandatario este hecho, aunque sin mirar atrás, tendría impacto sobre la economía norteamericana.

“Vamos a tener seguridad en este país, es más importante que el comercio. Así que tendremos una frontera fuerte y si no, entonces, vamos a tener una frontera cerrada. Y cuando cerremos la frontera, entonces estaremos frenando enormes flujos de drogas”, indicó desde la Casa Blanca.

No obstante, la seguridad es prioridad del empresario, como aseguró cuando le preguntaron los medios presentes si le preocupaba la incidencia sobre la moneda local.

“Claro, va a tener un impacto negativo en la economía, pero la seguridad es lo que importa”, señaló.

Más allá de lo que podría ejecutar, recordó que podría poner marcha atrás si desde el otro lado de la frontera toman acciones concretas.

“México ahora está parando a la gente de venir aquí, vamos a ver si siguen haciendo eso. Si no lo hacen y no alcanzamos un trato en el Congreso, entonces la frontera cerrará un 100 por 100”, detalló.