Chile tiene más de dos semanas con descontento social. Miles de ciudadanos han estado en las calles exigiendo mejores condiciones económicas y ante ello ha habido una respuesta por parte del presidente Sebastian Piñera: Ha empleado medidas que mejorarían las condiciones de los ciudadanos.

Tras las protestas, el presidente Donald Trump, denunció la supuesta injerencia de otras naciones en Chile. A su juicio, el objetivo es socavar las instituciones, la democracia y la sociedad.

Trump, quien tuvo una conversación telefónica con su homólogo Sebastian Piñera, dijo, según el portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, que EEUU respalda a Chile, un aliado importante, mientras trabaja para restaurar pacíficamente su orden nacional.

Suspensión de cumbres

Las protestas en Chile han generado que se suspenda la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC). Tampoco se concretará la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) en Chile.

Para Piñera, no es el momento para que el país sea anfitrión de las citas internacionales, tras casi dos semanas de estallido social que sumió al país a la mayor crisis política y social desde su regreso a la democracia en 1990.

“La decisión fue tomada por las difíciles circunstancias que ha vivido nuestro país y que hemos vivido todos los chilenos durante las últimas semanas”, dijo el Piñera.