COMPARTE

El condado de Prince George’s anunció el lunes que todos los empleados de seguridad pública dentro de su jurisdicción deberán hacerse la prueba de despistaje de COVID-19.

El condado llevará a cabo la prueba, que pretende ser un paso proactivo para frenar la propagación asintomática del virus, dijo el oficial de salud Ernest L. Carter en un comunicado reseñado por The Washington Post.

Todos los empleados en los Departamentos de Policía y Bomberos; el Departamento de Correcciones, que opera la cárcel del condado; la oficina del sheriff; la Oficina de Seguridad Nacional, y el Departamento de Salud serán evaluados.

El portavoz del Departamento de Salud, George Lettis, dijo que el cronograma de pruebas aún no ha finalizado. Precisó que 179 trabajadores fueron evaluados el lunes.

Lee también: El DMV reporta 1 mil 569 nuevos casos de COVID-19 este martes

Prince George’s lidera en Maryland como la jurisdicción con mayor número de casos de coronavirus detectados, reportando 19 mil 773 contagios registrados hasta el lunes. Se han reportado 714 muertes en el condado, la segunda tasa más alta en el estado después del condado de Montgomery.

El condado ha aumentado drásticamente la capacidad de pruebas en las últimas semanas. Ahora se realizan alrededor de 10 mil análisis semanales, dijeron las autoridades. Carter señaló en su declaración que la mayor capacidad permitió al condado exigir pruebas para los empleados.

Agregó que los empleados de seguridad pública están siendo evaluados porque interactúan diariamente con el público. El condado ha estado en una segunda fase ampliada de reapertura desde el 29 de junio, lo que significa que se permitió reabrir de gimnasios, centros comerciales y guarderías, entre otras cosas.

Lee además: Director de la OMS: No habrá retorno a la “vieja normalidad” en el futuro previsible

La semana pasada, Carter dijo que Prince George’s ha visto ocho semanas consecutivas de disminución de nuevos casos y una reducción constante en la cantidad de residentes que han muerto. Pero acotó que la enfermedad sigue siendo una de las principales causas de muerte en el condado, y que la tasa de infección recientemente se elevó a 0.92 después de alcanzar un mínimo de 0.72, que según él pone a los residentes en “riesgo medio de propagación”.

Traducción libre del inglés por El Tiempo Latino.

Fuente: The Washington Post.

COMPARTE
últimas noticias


Sucesos

El caso de Hickman's Family Farms

MS-13: "Te unís o te morís"


Política

La representante Tricia Cotham deja el Partido Demócrata para unirse al Republicano


Nacional

En Florida preparan ley contra los periodistas y medios de comunicación