Con la pandemia del COVID-19 sumando cada día más casos y decesos, autoridades sanitarias apuntan a medidas más rigurosas para poner freno al brote. En el caso de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) el norte es claro.

Este viernes, el organismo recomendó el “uso universal” de la mascarilla, herramienta básica para evitar contagios masivos del brote.

Dicha recomendación se convirtió en el paso más extremo por parte de la agencia, la cual tiene en la pieza, así como en el distanciamiento social, su principal herramienta para frenar el virus.

La situación se suma a lo anunciado por Joe Biden, presidente electo de Estados Unidos, quién esta semana recomendó a los estadounidenses usar durante los primeros 100 días de su gobierno la mascarilla.

Para la fecha, Estados Unidos suma más de 14 millones de casos de COVID-19.