Guardia
PRECAUCIÓN. Funcionarios de la Guardia Nacional mientras custodian el Capitolio de Estados Unidos, luego de los hechos del 6 de enero. | Foto: Efe.

Las autoridades del Pentágono informaron que están ultimando algunos detalles para aprobar la extensión del despliegue de la Guardia Nacional en el Capitolio de los Estados Unidos, la orden se mantendrá por dos meses más.

Se espera que Lloyd Austin, secretario de Defensa, dé la aprobación final para que las tropas de la Guardia Nacional continúen la custodia en Washington, DC., informó POLITICO.

No se sienten seguros 

Tras dos meses del asalto al Congreso, la decisión de extender la custodia al Capitolio proviene por las preocupaciones de que vuelvan a suscitarse hechos de violencia en el lugar. 

La inquietud proviene principalmente de la Policía del Capitolio, órgano que manifestó que debía mantenerse la alerta pues se presumía que podía existir una conspiración promovida por los partidarios de QAnon. La teoría señalaba que Donald Trump volvería el 4 de marzo, día de la inauguración presidencial, al poder; aunque la fecha transcurrió sin problemas, la policía insiste en que persisten las amenazas a los edificios y al personal.

Algunos no están de acuerdo

Pese a que algunos gobernadores se encontraban en desacuerdo con prolongar la custodia, la semana pasada suficientes estados estuvieron dispuestos en proporcionar tropas de la Guardia, indicaron funcionarios que solicitaron permanecer bajo anonimato.

Miembros del ejército se cuestionan si la Policía del Capitolio ha solicitado a otras agencias federales de seguridad que puedan prestar la ayuda.

Logística irregular

El despliegue de la Guardia Nacional ha sido problemática, pues la logística los primeros días no fue la mejor. Miembros de la armada denunciaron que durante los descansos tenían que comer en un garaje frío; la situación indignó al nuevo gabinete presidencial, quienes ubicaron rápidamente a los funcionarios en espacios dentro de los edificios del Congreso.

El comandante general de la Guardia Nacional de DC dijo a los legisladores el miércoles que las restricciones que el Pentágono le impuso en el período previo a los disturbios en el Capitolio le impidieron enviar fuerzas más rápidamente para ayudar a sofocar la violencia.

El general de división William Walker dijo que no recibió la aprobación para cambiar la misión de la Guardia de DC y enviar sus fuerzas al Capitolio el 6 de enero hasta tres horas y 19 minutos después de recibir por primera vez una llamada del jefe de policía del Capitolio solicitando respaldo urgente.

Walker describió las restricciones del Pentágono como “inusuales”, y señaló que no tenía tales limitaciones el verano pasado, cuando la Guardia de DC tuvo la tarea de responder a las protestas locales de justicia racial después del asesinato de George Floyd.

La diferencia

Walker, quien anteriormente detalló las restricciones que se le imponían antes del 6 de enero en una entrevista con The Washington Post, dijo a los legisladores que si no hubiera estado operando bajo esas limitaciones, podría haber enviado a unos 150 soldados al Capitolio horas antes.

“Creo que ese número podría haber marcado la diferencia”, dijo Walker durante la audiencia del miércoles ante el Comité de Reglas del Senado y su Comité de Asuntos Gubernamentales y Seguridad Nacional. “Podríamos haber ayudado a extender el perímetro y ayudar a hacer retroceder a la multitud”.