COVID-19

Un proceso de adquisición deficiente condujo a la compra de Maryland a una empresa surcoreana de 500.000 pruebas de coronavirus que luego tuvieron que ser reemplazadas, según una auditoría publicada el viernes por el Departamento de Servicios Legislativos del estado.

La compra de $9,46 millones de LabGenomics, con sede en Corea del Sur, no se realizó sin un contrato escrito ni documentación de por qué se eligió a esa empresa, los cuales son requeridos por las regulaciones estatales, dijeron los auditores.

“No encontramos registros que documenten la evaluación formal de los proveedores, la base para la selección de LabGenomics o si LabGenomics era el proveedor mejor calificado”, dijo el informe de auditoría.

Poco después de que llegara el envío en abril pasado, los funcionarios estatales se enteraron de que las pruebas no coincidían con las que LabGenomics había presentado semanas antes a la Administración de Alimentos y Medicamentos para su autorización, según el informe.

Sin contrato que requiera que las pruebas se ajusten a la autorización de la FDA, los funcionarios estatales tuvieron pocos recursos y pagaron a LabGenomics otros $2.5 millones por las pruebas de reemplazo.

Los auditores escribieron que “no se les proporcionó documentación que respalde las negociaciones por los $ 2.5 millones adicionales pagados” por los reemplazos.

“Si bien hubo una urgencia expresa para adquirir las pruebas”, escribió el auditor legislativo del estado, Gregory Hook, “tales condiciones no mitigarían la necesidad de documentar y cumplir adecuadamente con las regulaciones estatales específicamente diseñadas para adquisiciones de emergencia”.

Te puede interesar: Yumi Hogan asegura que los asiáticos han contribuido en la construcción de Estados Unidos

El gobernador Larry Hogan anunció la compra en una conferencia de prensa la primavera pasada junto a su esposa nacida en Corea del Sur, Yumi, quien ayudó a adquirir las pruebas. Lo llamó “un paso adelante exponencial y revolucionario” en la lucha del estado contra el covid-19. Pero debido a los problemas, ninguna de las pruebas iniciales se usó para diagnosticar a los pacientes, y pasaron meses antes de que las pruebas de reemplazo pudieran usarse en cantidades significativas. Mientras tanto, los laboratorios utilizaron otras marcas de pruebas disponibles.

Un portavoz de Hogan, Mike Ricci, dijo en un correo electrónico el viernes que el gobernador no se arrepiente, “excepto por el tiempo y los dólares de los impuestos que se han desperdiciado tratando de socavar este logro internacional”.

“No podríamos estar más orgullosos de todo nuestro equipo que ha estado trabajando las veinticuatro horas del día para salvar vidas”, dijo Ricci, “y de las contribuciones vitales hechas por la Primera Dama, así como del gobierno coreano y LabGenomics, que vino en nuestra ayuda cuando lo necesitábamos “.

The Washington Post. Traducción libre por El Tiempo Latino.

últimas noticias


Sucesos

El caso de Hickman's Family Farms

MS-13: "Te unís o te morís"


Política

La representante Tricia Cotham deja el Partido Demócrata para unirse al Republicano


Nacional

En Florida preparan ley contra los periodistas y medios de comunicación