oficial afroamericano
COMPARTE

El oficial Joe Gutiérrez, miembro del Departamento de Policía de Windsor, en Virginia, fue despedido luego de rociar gas pimienta a un oficial del ejército durante un altercado el pasado mes de diciembre de 2020 en una gasolinera.

De acuerdo con The Hill, el cuerpo policial hizo el anuncio este domingo.

Las cámaras corporales capturaron a Gutiérrez y uno de sus compañeros apuntando con sus armas a Caron Nazario, subteniente del ejército, quien fue rociado con gas pimienta por parte del uniformado, quien intentó abrir la puerta del auto de la víctima.

La policía de Windsor emitió un comunicado este domingo en el que informó sobre una investigación vinculada al uso de la fuerza. La misma determinó que no se siguió la política del departamento.

“Al concluir esta investigación, se determinó que no se siguió la política del Departamento de Policía de Windsor”, señaló la policía. “Esto resultó en una acción disciplinaria, y los requisitos de capacitación adicional en todo el departamento se implementaron a partir de enero y continúan hasta el presente. Desde ese momento, el oficial Gutiérrez también fue despedido de su empleo”.

Demanda por parte del oficial del ejército

Nazario presentó a principio de este mes una demanda asegurando que los oficiales violaron sus derechos constitucionales.  En la grabación de las cámara corporales se ve a la víctima levantar las manos mientras está sentado en su automóvil el cual se encontraba estacionado en una gasolinera cuando los oficiales le apuntan con sus armas.

Los agentes ordenaron al oficial del ejército que se bajara de su vehículo y él respondió: “tengo miedo de salir”.

Daniel Crocker, el oficial de policía de Windsor, llamó por radio a la estación diciendo que “estaba tratando de detener un vehículo con ventanas tintadas que parecían no tener una matrícula trasera”, reseñó The Hill.

Crocker lo calificó como una “parada de tráfico de alto riesgo”, y aseguró que el conductor estaba “eludiendo a la policía”.

No obstante, Nazario negó que estuviera huyendo, y alegó que regresaba a casa desde su estación de servicio y quería detenerse en una zona bien iluminada “por la seguridad y por respeto a los oficiales”.

COMPARTE