Los tanques rusos avanzan en Ucrania.

Rusia no empezó la guerra, fue Ucrania, afirma Maria Zakharova, portavoz del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores, refiriéndose al conflicto que se vive desde 2014. Aquí, una verificación de los hechos.

"Rusia no empezó la guerra, la está terminando", escribió Maria Zakharova, portavoz del ministerio ruso de Asuntos Exteriores, en un reciente post en Facebook. Al hacerlo, sitúa la actual invasión rusa de Ucrania en el contexto del conflicto en el Donbás, que se prolonga desde hace años.

El presidente Vladimir Putin había argumentado algo parecido al principio del ataque ruso, cuando justificó falsamente la ofensiva de Rusia como un caso de defensa en virtud del artículo 51 de la Carta de la ONU. Además, Zakharova afirma que Ucrania planeó la "aniquilación sistemática de la población en el Donbás". Las afirmaciones de Zakharova también fueron difundidas por la cadena estatal rusa RT (antes Russia Today), entre otras.

DW verifica: falso

Ambas afirmaciones de Zakharova son falsas. El actual conflicto armado comenzó con la entrada de tropas rusas en Ucrania el pasado 24 de febrero, poco después de que Putin anunciara una "operación militar especial" en Ucrania en un discurso televisado. De este modo, Rusia inició los combates en el conflicto actual y, al cruzar la frontera hacia el territorio de Ucrania, desencadenó una escalada militar que ha continuado desde entonces. La segunda afirmación de la portavoz del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores también es falsa: no hay prueba alguna de una "aniquilación sistemática de la población" en el Donbás.

Rusia comenzó el conflicto armado en 2014

Ciertamente existe una disputa entre Ucrania y Rusia sobre quién provocó el inicio del conflicto en 2014. El punto de partida del conflicto fue la revolución del Maidán en 2014, cuando el entonces presidente ucraniano Víktor Yanukóvich se negó a firmar un acuerdo de asociación con la UE. Las manifestaciones prooccidentales acabaron obligando a Yanukóvich a huir, después de lo cual asumió el poder un gobierno interino.

Al mismo tiempo, soldados ocuparon Crimea e izaron banderas rusas. Según fuentes rusas, no actuaban por órdenes del Kremlin, pero los observadores occidentales lo dudan mucho. Tras un referéndum no reconocido internacionalmente, la Federación Rusa se anexionó la península de Crimea. Al mismo tiempo, Rusia apoyó los movimientos separatistas en la región oriental ucraniana de Donbás, contra los que el Gobierno de Kiev emprendió acciones militares.

En qué momento el conflicto se convirtió en guerra es un tema de disputa entre las dos partes y también en la comunidad académica. Sin embargo, el conflicto se convirtió en una guerra entre estados a más tardar cuando las tropas rusas cruzaron la frontera del este de Ucrania el 24 de febrero de 2022 y entraron en territorio ucraniano. Antes, las zonas disputadas en el Donbás, Donetsk y Lugansk, se habían declarado repúblicas independientes del poder central de Kiev. Y Rusia reconoció su independencia unos días antes de la invasión.

Putin anunció una "operación militar especial" en Ucrania en un discurso televisado el pasado 24 de febrero.

No hay pruebas de un genocidio de Ucrania

Zakharova también se ha referido explícitamente a una supuesta "destrucción planificada de la población en el Donbás" y a las 13.000 muertes que ya habría cobrado ese conflicto. Sin embargo, no hay pruebas de un genocidio sistemático de la población civil. La misión de observación de la OSCE, activa desde 2014, no ha encontrado ninguna matanza masiva selectiva de la población civil en Donbás. Hasta ahora, el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores no ha presentado ninguna prueba de un genocidio planificado en el este de Ucrania.

Además, la ONU ha acusado a ambas partes de violaciones de los derechos humanos, como la tortura y la violación de prisioneros, especialmente en los primeros años del conflicto. También alega que el alto el fuego acordado en el marco del Acuerdo de Minsk II ha sido violado repetidamente por ambos bandos. Es cierto que al menos 13.000 personas han muerto en el conflicto armado del este de Ucrania. Según el último recuento de las Naciones Unidas, hasta 13.200 personas habían muerto a causa del conflicto hasta principios de 2020. De ellos, la ONU dijo que 3.350 eran civiles y 5.650 eran miembros de los insurgentes. Sin embargo, 4.100 eran miembros del Ejército ucraniano, informó la ONU. El argumento de la portavoz Zakharova implicaría entonces que también las bajas en las filas del Ejército ucraniano justificarían la acción militar contra Ucrania.

Conclusión: la afirmación de Zakharova de que Ucrania empezó la guerra es falsa. La Federación Rusa se anexionó ilegalmente la península de Crimea en 2014, que no está reconocida internacionalmente. El 24 de febrero de 2022, Rusia atacó a Ucrania por el norte, el noreste y por la península de Crimea en el sur, iniciando una guerra entre Rusia y Ucrania.

(ct/ers)