Shakira y Gerard Piqué se separan tras 11 años de relación
FOTO: Instagram Shakira

Shakira y Gerard Piqué confirmaron este sábado en la mañana que terminaron su relación tras casi 11 años juntos y dos hijos en común. Aunque los motivos reales no han sido divulgados se rumora que se debió a una infidelidad del jugador del Barcelona

"Lamentamos confirmar que nos separamos. Por el bienestar de nuestros hijos, que son nuestra máxima prioridad, le pedimos que respeten su privacidad. Gracias por su comprensión", escribió la pareja en un corto comunicado. 

Shakira, de 45 años, confirmó su ruptura con el defensa español Gerard Piqué, de 35 años, luego de que se conociera que ya no vivían juntos. Un video captado por Europa Press mostraba al jugador del Barcelona llegando a la casa que compartía con la cantante colombiana y tocando el timbre para entrar. La pareja fue increpada pero no respondió a las preguntas de los periodistas. 

Shakira insinuó la falta de armonía entre la pareja en su último éxito Te Felicito con Rauw Alejandro, en el que canta: 'Para completarte me rompí en pedazos; me advirtieron, pero no escuché; me di cuenta de que lo tuyo es falso...'. 

Shakira y Gerard Piqué: 11 años de amor

En febrero, Shakira contó durante una aparición en el podcast Planet Weirdo with Holly H, dijo que, debido a su diferente educación, la ex pareja no coincidía en la puntualidad, lo que a su vez provocaba discusiones.

"Mi pobre marido, o novio, o padre del bebé, como quieras llamarlo, tiene que esperarme tanto tiempo. Está cansado de esperar", dijo entre risas. "Porque la hora colombiana no es la misma que la catalana, la española".

En mayo de 2017 -justo cuando ella lanzó su álbum, El Dorado-, Shakira y Piqué fueron vistos con sus hijos pasando un fin de semana familiar del Memorial Day en Boston, disfrutando de las vistas del centro de la ciudad y cenando en Antico Forno, en la popular Salem Street.

La pareja estaba junta desde 2011, ya que se conocieron durante el rodaje del videoclip de su canción Waka Waka, que fue la canción oficial del Mundial de Fútbol de 2010, celebrado en Sudáfrica.