Una mujer fue multada con $1 mil 800 por no comerse un sándwich de Subway

Una mujer pagó el sándwich de Subway más caro del que se tiene registro. Jessica Lee tuvo que pagar $1.844 por olvidar declarar en el aeropuerto de Australia que lo llevaba en su bolsa.

"Ahora mi familia me llama 'la chica de Subway'", dijo Lee, una creadora de contenidos australiana de 19 años, a The Washington Post. El snack de Subway costó 6 veces más que el sándwich era de queso a la parrilla marinado con champán y espolvoreado con copos de oro del Serendipity 3 de Nueva York que se vende por $214. 

Subway retira extraño ingrediente de sus panes

  • Incluso Subway intervino y le dio un regalo para compensar su multa. 
  • Lee comentó que todo comenzó cuando producto de un jetlag olvidó que tenía  un footlong de pollo con lechuga en su bolsa. 
  •  Ella y su pareja habían volado más de 8 mil millas en un lapso de 24 horas. Con el cerebro nublado y "extremadamente hambriento", Lee dijo que la escala en Singapur se convirtió en una gracia salvadora, ya que pudo comer.
  • Lee acabó comiendo la mitad y guardando el resto en su bolso con unos chocolates. Se olvidó de los restos del sándwich hasta que los agentes revisaron su equipaje al aterrizar en Perth. 
  • No había marcado las casillas correspondientes en el formulario de declaración, lo que supone una infracción de la Ley de Bioseguridad de Australia, diseñada para evitar la entrada de plagas y enfermedades en el país.

Asesinan a tiros a una empleada de Subway por ponerle “demasiada mayonesa” a un sandwich

  • Junto con un vale por $1.844 en sándwiches, Subway también envió un paquete de golosinas de la marca, que Lee desempacó para sus seguidores.
  • La empresa dijo en un comunicado a Food & Wine que "si hay una lección que aprender de todo esto, es la de terminar siempre un footlong en una sola sesión".
  • Australia aplica estrictamente sus leyes de bioseguridad debido a que quiere mantenerse como un país "libre de las plagas y enfermedades más invasivas del mundo", según su Departamento de Agricultura, Pesca y Silvicultura.
  • Eso significa que todos los viajeros y equipajes son sometidos a revisiones "con máquinas de rayos X, perros detectores, inspección física e interrogatorios". 
  • El incumplimiento puede dar lugar a una serie de sanciones, entre ellas el procesamiento penal, la cancelación del visado o, en el caso de Lee, una multa de 2.664 dólares australianos.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post

ÚLTIMAS NOTICIAS