Las inundaciones ocasionadas por el huracán Harvey en Houston el 30 de agosto de 2017. Foto: Archivo Jabin Botsford/The Washington Post
COMPARTE

A medida de que el huracán Ian se aleja de la costa, un peligro adicional que amenaza la vida se acerca a la tierra: las inundaciones.

Ian tocó tierra floridiana este miércoles a las 3:05 pm (hora local) como un huracán de categoría 4 con vientos de 150 millas por hora (mph) y en su paso ha causado destrucción en algunos sectores del estado.

La administradora de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (Fema, por sus siglas en inglés), Deanne Criswell, y el director del Servicio Meteorológico Nacional, Ken Graham, afirmaron hoy que las inundaciones están entre sus principales preocupaciones de seguridad.

Aseguran que, históricamente, las inundaciones han ocasionado la gran mayoría de todas las muertes durante los ciclones tropicales que tocaron tierra en Estados Unidos.

Las cifras. En las tormentas de 2016 y 2018, el 83% de las muertes estuvieron relacionadas con el agua, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica. La mayoría ocurrieron por inundaciones tierra adentro. Solo el 4% fueron por las marejadas ciclónicas.

  • El Servicio Meteorológico Nacional previó que Ian dejaría caer más de un pie de agua en algunas áreas. Estos pronósticos dejan ver que el ojo del huracán se acerca justo al sur de la Bahía de Tampa, pero la península de Florida puede experimentar lluvias excesivas. Su paso ha sido lento, de 9 mph, lo que podría causar más mayores totales de lluvia.
  • Aunque los huracanes avanzan sobre la tierra y generalmente se debilitan y pierden la fuerza del viento, pueden seguir trayendo lluvias torrenciales que se canalizan hacia los arroyos, ríos y lagos para causar inundaciones graves.
  • El pronosticador hidrológico senior del Servicio Meteorológico Nacional, Jeff Dobur, afirmó que "aunque se pone mucho énfasis en los vientos y a lo largo de la costa, uno de los problemas con los huracanes es la amenaza de inundaciones tierra adentro" eso "está lejos del centro de atención, aunque es uno de los peligros más serios del sistema tropical".

¿Por qué Florida está más vulnerable? Dobur detalló que el riesgo de inundación que corre Florida es aún mayor en este momento debido a que sus terrenos ya se encuentran saturados.

Señaló que un frente frío estancado en Florida Central ha producido lluvias durante varias semanas, lo que hace que los suelos se empapen y que los niveles de muchos ríos estén por encima de lo normal. Por esto, los terrenos se encuentran saturados. El paso de Ian por la región hará que la tormenta se encuentre con el frente persistente y arrojará más lluvia.

  • Se espera que Ian ocasione "una cantidad bastante extraordinaria de lluvia sobre el suelo ya húmedo", expresó el experto y agregó que "la combinación de esos dos podría causar un evento extremo a medida que avanzamos en la media mitad de esta semana hacia el fin de semana".
  • Otro factor que juega en contra es el terreno relativamente plano y bajo de Florida ya que también se presta para inundaciones por el desbordamiento de pequeños arroyos y lagos. Las casas y negocios cercanos pueden verse afectados porque la tierra es muy plana.

¿Dónde hay mayor riesgo de inundación? Las áreas urbanas son las que presentan la mayor probabilidad de inundarse repentinamente y esto se debe a que las superficies de concreto provocan un exceso de escurrimiento.

  • El meteorólogo a cargo de la oficina del Servicio Meteorológico Nacional de Twin Cities en Minnesota, Daniel Hawblitzel, aseguró que "la naturaleza de las inundaciones repentinas realmente pueden tomar a la gente con la guardia baja" ya que "por naturaleza pueden tener un inicio rápido y pueden inundar áreas que normalmente no ven inundaciones y, a veces, nunca han visto muchas inundaciones".

Aunque los huracanes suelen clasificarse por sus vientos sostenidos, las inundaciones traen consigo el mayor impacto, incluso lejos de donde las tormentas tocan tierra.

Como ejemplo, las inundaciones que trajo el huracán Ida ocurrido en 2021 provocaron más de la mitad de las muertes por ahogamiento cuando sus restos generaron fuertes lluvias en el noroeste, a más de 1 mil millas de donde la tormenta tocó tierra inicialmente.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS