SERIES. Algunas series canceladas recientemente fueron La monja guerrera, Destino: La Saga Winx, La primera muerte y Space Force. | Foto: Pexels.
COMPARTE

Netflix terminó el 2022 con un anuncio de grandes estrenos de series para el 2023, sin embargo, la plataforma de streaming ha dado más de qué hablar por sus cancelacionesde acuerdo con el portal web de tecnología Xataka.

Mientras esperamos algunos estrenos como el de la segunda temporada de Merlina, la plataforma ha cancelado series que habían despertado el interés del público, como es el caso de 1899. Pero ¿por qué?

¿Cuáles fueron las series canceladas?

La razón más común para cancelar una serie es que rindan por debajo de lo esperado, como fue el caso de El club de la medianoche y Blockbuster.

El caso más conocido es el de 1899, que fue cancelada a inicios del año. Los fanáticos de la serie de los productores de Dark, que tuvo éxito en Netflix, han lamentado este hecho porque la historia quedó sin resolución.

Otras series canceladas recientemente fueron La monja guerrera, Destino: La Saga Winx, La primera muerte y Space Force.

El paso de la televisión a plataformas de streaming

Una posible razón por la que se generan estas cancelaciones masivas es el cambio de paradigma del pago a los creadores, explicó en un hilo de Twitter el escritor Peter Clines, autor estadounidense conocido por su serie de zombis y superhéroes, Ex-Heroes.

Anteriormente los contratos entre las productoras de televisión ralizaban sus programas bajo un contrato con una cadenas, que reservaba en exclusiva los derechos de emisión.

Esto se llama sindicación, y permitía que, tras la culminación del contrato, otras cadenas de televisión transmitieran repeticiones de los episodios, lo que proporcionaba ingresos.

La teoría de Clines plantea que, gracias a que las productoras tienen sus propias plataformas de streaming, las cadenas pueden emitir un programa sin pagar residuales, que es la compensación económica que se paga a los implicados en la realización de un programa.

De acuerdo con Clines, el contrato que firman los creadores con las productoras comienza a reportarles dinero luego de sus primeros 24 días.

"Creo que esto es lo que está impulsando tantas decisiones de los estudios ahora mismo con respecto al streaming. Se han acostumbrado a no pagar residuales a los creativos y quieren que siga siendo así. Por eso se cancelan (o retiran de los servicios) series populares y bien valoradas", concluyó Clines.

Problemas con la tasa de completación

La revista Forbes planteó que la avalancha de cancelaciones podía deberse a la tasa de completación, que se refiere al porcentaje de audiencia con el que finaliza una serie.

Este término fue objetivo de discusión en agosto, cuando los fanáticos de la serie La primera muerte empezaron a preguntarse por qué había sido cancelada mientras Heartstopper, con menos horas vistas, había sido renovada.

Esto se debía a que la tasa de completación de la segunda era del 73% y la de la primera del 44%.

Esta teoría explicaría la razón de cancelaciones como la de Resident Evil, una serie que a pesar de llegar al número 1 de los más vistos esa semana, no logró capturar la atención del público luego y quedó con un 45% de completación.

De otra forma, series como El juego del calamar o Love, Death and Robot, con 87% y 67% respectivamente, además de ser un éxito en audiencia tuvieron altas tasas de completación, asegurando su renovación.

La serie 1899 solo tuvo un 32% de completación y por eso fue cancelada, según Forbes.

COMPARTE
últimas noticias