Se conocen nuevos detalles sobre el origen del secuestrador de sinagoga de Texas
Foto: Creative Commons
COMPARTE

En una decisión histórica, el orquestador del ataque antisemita más mortífero en la historia de Estados Unidos, que se cobró 11 vidas en una sinagoga de Pittsburgh en 2018, ha sido declarado elegible para la pena de muerte por un jurado federal. 

Este veredicto, anunciado el jueves, allana el camino para que pruebas y testimonios adicionales determinen si el autor debe enfrentarse a cadena perpetua o a la pena capital.

Al presunto agresor, Robert Bowers, el gobierno estadounidense le pide la pena de muerte. Se le acusa de lanzar un asalto contra la sinagoga Árbol de la Vida, armado con un rifle AR-15 y otras armas de fuego. Antes del ataque, Bowers había expresado públicamente en Internet su odio hacia el pueblo judío. 

El jurado estuvo de acuerdo con el argumento de la fiscalía de que Bowers, que pasó seis meses planeando el ataque y posteriormente expresó remordimientos por no haber matado a más personas, tenía la intención legal necesaria para cometer asesinato.

El equipo de defensa de Bowers sostuvo que su capacidad para formar la intención se vio mermada por una enfermedad mental y la creencia delirante de que matar a judíos que ayudaban a inmigrantes evitaría un supuesto genocidio blanco.

Tras menos de dos horas de deliberaciones, el jurado emitió su veredicto. La reacción de Bowers fue coherente con su comportamiento durante todo el juicio: mínima. Los supervivientes y familiares de las víctimas acataron la petición del juez de controlar sus emociones.

Te puede interesar: Condenan a un hombre de Pensilvania por el tiroteo en una sinagoga en 2018

Ahora se espera que los testimonios se centren en el impacto de las acciones de Bowers en los supervivientes y las familias de las víctimas.

Maggie Feinstein, directora de la 10.27 Healing Partnership, una iniciativa que ayuda a los supervivientes de la masacre y a los afectados, declaró tras el veredicto: “Han pasado casi cinco años desde que perdimos a 11 personas muy queridas. Eran familiares, amigos y vecinos muy queridos. Como no pueden hablar por sí mismos, sus familias hablarán por ellos”.

Jeffrey Finkelstein, presidente de la Federación Judía del Gran Pittsburgh, rebatió la afirmación de la defensa de que las acciones de Bowers eran consecuencia de una enfermedad mental. Afirmó: “Fue un acto de antisemitismo, no un problema de salud mental”.

En octubre de 2018, Bowers, entonces un camionero de 50 años de los suburbios de Baldwin, atacó a miembros de tres congregaciones reunidas en la sinagoga Árbol de la Vida. En el proceso, también hirió a dos fieles y a cinco agentes de policía.

El mes pasado, Bowers fue declarado culpable de 63 cargos penales, entre ellos delitos de odio con resultado de muerte y obstrucción del libre ejercicio de la religión. Sus abogados propusieron una declaración de culpabilidad a cambio de cadena perpetua.

Sin embargo, la propuesta fue desestimada por la fiscalía, que optó por seguir adelante con el juicio y solicitar la pena de muerte, una decisión respaldada por la mayoría de las familias de las víctimas.

Si el jurado se inclina por la pena de muerte, el caso de Bowers supondrá la primera condena federal a muerte dictada durante el mandato del presidente Joe Biden. A pesar de la promesa electoral de Biden de eliminar la pena capital, los fiscales federales siguen solicitando la pena de muerte en determinados casos.

Se espera que la siguiente fase de la sentencia tenga una gran carga emocional, ya que los miembros del jurado escucharán el dolor y el trauma infligidos por Bowers a la comunidad judía de Pittsburgh.

La fiscalía presentará pruebas de circunstancias agravantes adicionales, mientras que la defensa expondrá factores atenuantes en un intento de convencer a los miembros del jurado de que perdonen la vida a Bowers.”

COMPARTE
últimas noticias


Sucesos

El caso de Hickman's Family Farms

MS-13: "Te unís o te morís"


Política

La representante Tricia Cotham deja el Partido Demócrata para unirse al Republicano


Nacional

En Florida preparan ley contra los periodistas y medios de comunicación