ms 13 marasalvatrucha
Foto: Wikicommons
COMPARTE

Santos Amador-Ríos, de 33 años, miembro de la conocida facción Centrales Locos Salvatruchas (CLS) de la banda MS-13, testificó contra su propio hermano en un juicio ante el Tribunal Federal de Brooklyn. 

Santos proporcionó una descripción gráfica de los actos violentos presuntamente ordenados por su hermano menor, Melvi Amador-Ríos, presunto líder de la MS-13 en Queens.

Melvi es juzgado por numerosos cargos, entre ellos asesinato y asociación ilícita. A pesar de profesar amor por su hermano, Santos justificó su decisión. “No tengo ningún deseo de hacer esto, pero no puedo malgastar mi vida en la cárcel. Él lo entiende, y yo le quiero profundamente, pero no tengo otra opción”.

Nuestro especial: El detrás de cámara del documental MS-13: Te unís o te morís

Entre los presuntos delitos de Melvi se encuentra el brutal asesinato de Julio Vásquez, de 16 años, en el parque Alley Pond el 16 de mayo de 2017. Además, se le acusa de orquestar un tiroteo casi mortal contra otro adolescente en octubre de 2016, ser el cerebro de varios robos y canalizar los beneficios hacia familias inmigrantes.

Santos, uno de 14 hermanos, creció en Honduras, mientras que Melvi se crió en EE.UU. Cuando Santos se trasladó a Queens, se le permitió unirse a la MS-13 en un rango medio, eludiendo el requisito habitual de cometer un asesinato para ganar sus galones.

El testimonio de Santos destapó el destino de Julio Vásquez, un miembro de bajo rango de la banda cuya negativa a matar a un compañero y la pérdida de un arma de fuego propiedad de la banda le llevaron a su propia condena a muerte.

Te sugerimos: ¿Qué es la Mara Salvatrucha y cuál es su origen?

Santos afirmó que Melvi tenía la última palabra en la banda para autorizar cualquier asesinato, incluido el de Vásquez.

Dos miembros de la banda, Josué “Colocho” Leiva, de 26 años, y Luis “Inquieto” Rivas, de 28, ejecutaron el macabro acto, apuñalando a Vásquez casi 36 veces. Ambos se enfrentan ahora a una pena de 35 años de cárcel tras declararse culpables.

El salvaje asesinato de Vásquez afectó profundamente a Santos, quien confesó: “La verdad es que me dolió mucho, aunque no solía demostrarlo. A veces, cuando bebía, me acordaba de él y de su sonrisa”.

Durante la vista del lunes, la madre y el hermano de Vásquez compartieron su traumática experiencia al enterarse de su trágico final. Roger Vasquez, hermano menor del fallecido, transmitió un conmovedor relato de su pérdida, afirmando: “Tenía 14 años cuando fue asesinado. Era el mejor hermano mayor”.

COMPARTE
últimas noticias


Sucesos

El caso de Hickman's Family Farms

MS-13: "Te unís o te morís"


Política

La representante Tricia Cotham deja el Partido Demócrata para unirse al Republicano


Nacional

En Florida preparan ley contra los periodistas y medios de comunicación