Quantcast
El Tiempo Latino
10:06 a.m. | 39° 3/24/2017

De niño inmigrante a exitoso banquero


David Ramos nació en Guatemala, llegó asilado a EE.UU. y hoy es un talentoso ejecutivo

Miguel Guilarte/ETL | 3/10/2017, 6:09 a.m.
De niño inmigrante a exitoso banquero
EJECUTIVO. El guatemalteco David Ramos, Gerente de la Banca Multicultural de BB&T Bank. | Miguel Guilarte/ETL

Pasó los primeros años de su vida en una casa humilde, protegido sólo por los brazos de su mamá y correteando al lado de su hermana mayor, quien le lleva un año de edad.

Fue ahí, en la “Zona 3” de Ciudad de Guatemala, donde nació David Ramos, un peligroso barrio de la ciudad, donde a raíz del devastador terremoto de 1976 se refugiaron miles de damnificados y había subversión por las recurrentes intentonas de golpes de estado. También existe un gigantesco basurero y se ubica el cementerio general.

Pero Ramos, su madre y su hermana nunca perdieron la esperanza de cambiar de vida. Su padre se había marchado a los Estados Unidos en busca de un asilo y seis años más tarde, ellos también pudieron venir. “Conocí a mi padre cuando tenía seis años y recién bajado del avión que me trajo desde Guatemala en 1989 al (Ronald Reagan) National Airport” dijo Ramos en una entrevista con El Tiempo Latino el viernes 3 de marzo, al recordar cuando vino con su madre y hermana, gracias a la petición de asilo que realizó su papá.

Ramos vivió en el barrio latino de Adams Morgan en DC, creció en Arlington y Fairfax, Virginia, se graduó en la George Mason University y hoy es Vicepresidente Multicultural Para la Región del Medio Atlántico de BB&T Bank.

“Nací en la Zona 3 de la Ciudad de Guatemala. Eran unos tiempos difíciles para nuestro país y mi papá tuvo que salir rumbo a este país cuando yo tenía seis meses y mi hermana mayor un año y medio”, contó Ramos.

“Mi padre salió de Guatemala y vino a buscar refugio aquí en Estados Unidos, le dieron asilo político y después el solicitó ese beneficio para mi madre, mi hermana y mi persona” agregó David, quien tiene una hermana menor que nació en Estados Unidos.

Esa experiencia sensibilizó a Ramos para entender fácilmente las necesidades de muchos niños y jóvenes que han venido a este país, separándose de sus padres a temprana edad. “Es bastante difícil”, reconoció.

Ciertamente las vivencias de Ramos y su familia en los Estados Unidos no han sido fáciles y, según dijo, en algún momento también corrieron el riego de ser deportados.

“Cuando expiró el asilo y mis padres tuvieron que arreglar sus papeles, mi mamá y mi hermana estuvieron en una lista de deportación. A mi padre y a mí nos dieron la residencia pero fue terrible para mí durante un año y medio, a los 17 años, pensar que mi mamá y mi hermana no iban a estar conmigo el próximo día”, confesó Ramos.

“Esa es la realidad nuestra de todos los días”, lamentó Ramos. “Tal vez no haya sido con el mismo impacto pero yo lo he vivido, sé lo que es esa angustia, lo que es no dormir y despertarse pensando en eso”, acotó.

Ramos cursó su primaria en el Sistema de Escuelas Públicas de Arlington, Virginia, y cuando sus padres pudieron comprarse una casa lo hicieron en Fairfax, también en Virginia, donde estudio la secundaria.