Quantcast
El Tiempo Latino
7:32 a.m. | 9/17/2014 | 59°

Atención en centros comunitarios bajo la lupa


Phil Galewitz/KHN | 11/13/2012, 2:14 p.m.
Atención en centros comunitarios bajo la lupa
Hay 1.200 centros comunitarios enfocados en la atención médica de minorías. | AP

Los centros comunitarios de salud en New Hampshire son los que mejor logran mantener controlado el azúcar en sangre en los pacientes diabéticos. Los centros de salud de Vermont tienen las mejores tasas de inmunización infantil. Los de Maine registran un alto porcentaje de embarazadas con cuidado prenatal temprano.

Un análisis de Kaiser Health News de la más reciente información federal sobre los cerca de 1.200 centros comunitarios de salud mostró una amplia variación en la calidad del cuidado que ofrecen estas clínicas privadas, sin fines de lucro, de las que se espera un rol central bajo la ley federal de cuidado de salud.

Más de 20 millones de personas —mayormente pobres y sin seguro— reciben atención primaria en los centros que son financiados con fondos federales. Para ayudar a que estén listos para tratar a millones de los nuevos asegurados, comenzando en 2014, la ley está surtiendo $11 mil millones para ampliar las instalaciones de los centros.

Los centros en la coste este del país generalmente tienen un mejor desempeño que los centros del sur y el oeste, de acuerdo a un análisis de los datos obtenidos a través del U.S. Freedom of Information Act.

Los centros de salud de Mississippi, por ejemplo,tienen la más alta proporción de bebés con bajo peso al nacer, lo que pone a los recién nacidos en riesgo de trastornos del pulmón y otros males. Wyoming y Oregon tienen de las tasas de vacunación más bajas.

Las diferencias se pueden explicar en parte por tasas más altas de cobertura de salud en la costa este, lo que hace que las personas busquen el cuidado de salud cuando lo necesiten, sin retrasar la visita al médico. Aquéllos sin cobertura deben pagar de su bolsillo por cada visita, aún si los costos se basan en una escala móvil. Los centros con meas pacientes con cobertura también pagan más por sus servicios por lo tanto tienen más dinero para contratar gerentes y otro tipo de personal.

Otras diferencias que podrían afectar los resultados incluyen el nivel de ingreso del estado, la raza, la etnia y los hábitos nutricionales. En algunos casos, la información refleja tendencias más amplias, relacionadas con el estado, no sólo con la salud.

Pero aún los centros en una misma ciudad a menudo revelan desempeños muy distintos.

“Esperamos que las clínicas puedan aprender de esta información porque necesitamos una red segura que sobreviva y prospere”, dijo Anthony Wright, director ejecutivo de Health Access California, un grupo activista pro consumidor. Él atribuye la variación al hecho de que algunas clínicas tratan a un mayor número de pacientes que hablan distintos idiomas, o que no tienen seguro y pueden ser renuentes a comprar medicina o a seguir un tratamiento, o que son inmigrantes o indigentes.

Los centros deben remitir información al Health Resources and Services Administration (HRSA) en 11 medidas de calidad, que incluyen tasas de inmunización, exámenes de cáncer cervical, cuidado prenatal temprano y cuán seguido se evalúa la obesidad y el hábito de fumar. Cerca de la mitad de los centros tiene las historias clínicas archivadas en forma electrónica y reportan toda su información; el resto provee muestras de sus récords.