Quantcast
El Tiempo Latino
5:51 p.m. | 37° 12/14/2017

Ley de salud: ¿qué les espera a los inmigrantes?


KHN | 10/18/2012, 11:11 a.m.
Ley de salud: ¿qué les espera a los inmigrantes?
Las oportunidades de acceder a la salud son distintas para los inmigrantes con y sin papeles. | ETL

Estados Unidos alberga a más de 21 millones de inmigrantes que no son ciudadanos, y para mucho de ellos, la cobertura de salud es una preocupación. Esto es así en parte porque gran parte de estos inmigrantes, tanto aquéllos que llegaron legalmente al país como los que no tienen papeles, trabajan en empleos de bajos salarios, que no incluyen cobertura de salud.

Como resultado, los inmigrantes que no son ciudadanos son tres veces más propensos a no tener seguro que los nacidos en el país, aunque representen sólo el 20 por ciento del total de personas sin cobertura.

La ley de salud puede ayudar a algunos a tener alguna cobertura, aunque aquéllos que están en el país indocumentados no tendrán acceso a subsidios federales o de seguros vendidos a través de los intercambios con base en cada estado. Esta omisión en la ley, así como otras decisiones de la Administración Obama, han elevado las quejas de los defensores de los inmigrantes. Grupos hispanos se quejaron del anuncio que hizo el presidente este verano: que no extendería la cobertura de la ley de salud a los jóvenes sin papeles que vinieron al país de niños y que a los que sí concedió una amnistía temporal que les permite permanecer legalmente en el país.

Pero, para aquéllos que no están exemptos, la ley de salud ofrecerá cobertura, tanto a través de seguros privados como del Medicaid, el programa federal con base estatal para los residentes de bajos ingresos.

Las siguientes son cinco preguntas sobre la ley de salud, los inmigrantes y los proveedores médicos que se preocupan por ellos.

1) ¿Cómo afecta la ley de salud a inmigrantes que no son ciudadanos y viven legamente en Estados Unidos?

Muchas de las 10 millones de personas que no son ciudadanas pero que residen legalmente en el país ganarán un seguro de salud.

Comenzando en 2014, estos inmigrantes que tienen papeles pero no tienen seguro a través de sus empleadores podrán comprar cobertura de salud a través de los mercados de seguros con base en los estados, llamados de intercambio.

Ya que muchos tienen trabajos de paga baja, también pueden calificar para el Medicaid, aunque no son elegibles para esta cobertura hasta que no hayan sido residentes del país por cinco años.

La ley de salud expande la elegibilidad para el Medicaid en todos los estados, para todas las personas que ganan un salario de hasta el 133 por ciento del nivel federal de pobreza, es decir, unos $14.800 para un individuo y $30.650 para una familia de cuatro miembros. Cerca del 57% de los no-ciudadanos cumplen con este requerimiento de ingresos. Sin embargo, los estados están reconsiderando la expansión de esa cobertura porque la Corte Suprema, en su decisión sobre la ley de salud el verano pasado, determinó que el gobierno federal no puede penalizar a los estados que elijan no expandir la elegibilidad para el Medicaid.

Los inmigrantes con papeles que están ganando más que el límite para el Medicaid podrían calificar para un subsidio federal destinado para ayudar a personas que ganen hasta $44.680, para que compren cobertura a través de los programas de intercambio.