Quantcast
El Tiempo Latino
10:58 p.m. | 82° 7/17/2018

Casa Blanca apoya ciudadanía para indocumentados


Continúan las presiones para una reforma migratoria

El Tiempo Latino/Redacción, EFE | 8/14/2013, 5 p.m.
Casa Blanca apoya ciudadanía para indocumentados
UNIDOS. Inmigrantes del área metropolitana pidieron a los republicanos apoyar la reforma. Marcharon frente al Capitolio, el 10. | Milagros Meléndez-Vela/ETL

Washington.— El Gobierno continúa su presión para impulsar una reforma migratoria integral en el país con un nuevo informe en el que se detallan los beneficios económicos de ofrecer una vía para la ciudadanía de los indocumentados, frente a la opción de la sola legalización.

En el reporte, Gene Sperling, asesor económico del presidente Barack Obama, y Cecilia Muñoz, directora del consejo de política doméstica de la Casa Blanca, precisaron las ventajas económicas de que el Congreso apruebe una reforma que incluya esta vía completa para la ciudadanía.

Según estudios independientes, ofrecer la ciudadanía "incrementaría el producto interior bruto (PIB) en 1,4 billones de dólares y elevaría los ingresos para todos los ciudadanos en 791.000 millones de dólares, en los próximos diez años", afirmaron Sperling y Muñoz en una nota conjunta en el blog presidencial.

Estos nuevos datos muestran una mayor contribución de la esperada de producirse esta reforma migratoria completa, respaldada por el presidente Obama y que es considerada como uno de los principales ejes de su segundo mandato.

Por contra, si sólo se concede estatus legal a los cerca de 11 millones de inmigrantes indocumentados que se calculan en Estados Unidos, "el incremento del PIB sería de 568.000 millones de dólares menos y los ingresos para los estadounidenses se elevarían en 321.000 millones de dólares menos", agregó el informe.

Además, remarcaron los asesores presidenciales, se crearían 820.000 puestos de trabajo menos en el escenario de legalización que en el de ciudadanía completa, que contempla la generación de cerca de 2 millones durante los próximos diez años.

Como causa de estas mayores ventajas económicas, citaron que "la mayor certidumbre que acompaña la ciudadanía lleva a una mayor inversión, en educación y formación, y la mayor disposición para tomar el riesgo de crear un negocio".

La propuesta de reforma migratoria con una vía para la ciudadanía fue aprobada en el Senado en el pasado mes de junio, pero aún debe ser ratificada por la Cámara de Representantes, de mayoría republicana, donde algunos legisladores han mostrado ya sus reticencias a una reforma integral y han expresado su preferencia por la posibilidad de otorgar sólo estatus legal.

"El enfoque de "sólo legalización" viola un principio básico de nuestro país: que cualquiera, no importa de donde haya venido, puede convertirse en ciudadano si están dispuestos a trabajar por y ello y tomar las responsabilidades que implica", señaló el reporte de la Casa Blanca.

No obstante, la Administración Obama recordó que la propuesta del Senado para la vía a la ciudadanía "es larga y de ningún modo sencilla".

"Nadie conseguiría automáticamente la ciudadanía, sólo aquellos que cumplan ciertos requisitos como el pago de multas, impuestos, aprendan inglés, sean revisados sus antecedentes y vuelvan a iniciar el proceso legal podrían acceder a ella", afirmó el informe.

El pasado fin de semana, un día antes de partir de vacaciones, Obama instó en rueda de prensa a la Cámara de Representantes a que sometan la reforma migratoria a votación en septiembre, cuando vuelvan a Washington tras el receso de agosto,

"Les urjo a que cuando regresen (del receso) hagan algo, presenten un proyecto de ley (...) y lo sometan a un voto", dijo entonces el mandatario.

Obama reiteró que el plan del Senado fortalece la seguridad fronteriza y exige cuentas a empresas que contraten a indocumentados, entre otros elementos.

Dado el receso estival en el legislativo, grupos pro-inmigrantes han organizado diversas acciones de presión durante todo el mes de agosto sobre los congresistas republicanos considerados "clave" para que la reforma migratoria salga adelante, en estados como Texas, Florida, California, Colorado e Illinois.