Quantcast
El Tiempo Latino
9:35 p.m. | 12/20/2014 | 38°

Ya no más sodas y dulces en las escuelas


La administración de Barack Obama impulsa nuevas reglas

Redacción, AP | 2/3/2013, 6:24 p.m.
Ya no más sodas y dulces en las escuelas
Se promueve agua mineral y ensaladas en vez de bebidas dulces y chocolates. | AP

El gobierno estadounidense propuso por primera vez amplios estándares nuevos para que los alimentos en las escuelas sean más saludables, lo que podría llevar a prohibir la venta en los planteles de casi todo tipo de dulces, comidas grasosas y bebidas deportivas con muchas calorías.

De acuerdo con las nuevas medidas que presentó el viernes el Departamento de Agricultura, las máquinas expendedoras en las escuelas, que solían estar llenas de dulces y sodas, ahora venderán agua, bebidas deportivas bajas en calorías, gaseosas de dieta y papas horneadas.

Los comedores, en los que actualmente se venden alimentos grasosos "a la carta" como barritas de queso mozzarella y nachos, tendrán que cambiar a pizzas elaboradas con una receta más saludable, vasos de fruta y yogurt.

Las normas, requeridas por la ley de nutrición infantil que el Congreso aprobó en 2010, suponen un esfuerzo para combatir la obesidad de los niños. Mientras que muchas escuelas han mejorado sus menús de alimentos y las opciones en las máquinas expendedoras, otras continúan con la venta de comidas grasosas y altas en calorías.

El Departamento de Agricultura ha propuesto que se impongan límites al contenido de grasa, calorías, azúcar y sodio en casi todos los alimentos que se vendan en las escuelas. Las normas actuales ya regulan el contenido nutricional de los desayunos y almuerzos escolares que subsidia el gobierno federal, pero la mayoría de los comedores también tienen servicio "a la carta" en el que ofrecen otros alimentos.

"Los padres y maestros trabajan con ahínco para inculcarle a nuestros chicos hábitos saludables en la alimentación, y estos esfuerzos deben ser apoyados cuando los menores entran a las instalaciones escolares", dijo el secretario de Agricultura, Tom Vilsack.

La mayoría de los alimentos vendidos en las escuelas deberían tener menos de 200 calorías, en tanto que las primarias y secundarias sólo podrían vender agua, leche baja en grasa o jugos elaborados 100% con frutas o verduras. Las secundarias podrían vender algunas bebidas deportivas pero con límites a su contenido de calorías.

Las normas cubrirán las máquinas expendedoras, los servicios de alimentos "a la carta" y cualquier otra comida que se venda con regularidad en las escuelas. Las normas no abarcarán actos de recaudación de fondos que se efectúen dentro de las instalaciones escolares ni ventas de repostería, aunque los estados podrían decidir individualmente regular ambos aspectos.

Las directrices no se aplicarán a las concesiones fuera de horario escolar como partidos o espectáculos, comidas traídas de casa para celebraciones en el aula ni nada que el estudiante traiga para su consumo personal.

Las nuevas normas serían uno de los muchos cambios recientes efectuados al programa de alimentos escolares para lograr que las comidas sean más saludables. La ley de nutrición infantil de 2010 aumentó la asignación de recursos a las escuelas para que sirvan comidas gratis y a menor precio, y que proporcionen más alimentos a chicos que tengan hambre.

Las normas del año pasado enfrentaron las críticas de diversos sectores conservadores, incluidos algunos republicanos en el Congreso, que dijeron que el gobierno no debería indicarle a los niños qué es lo que deben comer.

Las regulaciones del 2012 enfrentaron las críticas de algunos sectores conservadores, incluidos algunos republicanos en el Congreso, que dijeron que el gobierno no debería indicar que deben comer los chicos.

Como tenía presente esa reacción negativa, el Departamento de Agricultura exentó de las normas a los actos para recaudar fondos en las escuelas y propuso opciones diferentes en algunos segmentos de la ley, como límites de calorías para las bebidas en las secundarias, a entre 60 ó 75 calorías por un volumen de 340 gramos (12 onzas).