Quantcast
El Tiempo Latino
8:45 p.m. | 4/23/2014 | 55°

Piden reducción de precios para los trámites de ciudadanía

Las organizaciones los piden a USCIS para las personas de bajos recursos

Redacción, EFE | 2/14/2013, 3:33 p.m.
Piden reducción de precios para los trámites de ciudadanía
Una familia mexicana juramenta la ciudadania estadounidense en una ceremonia en Los Ángeles. | EFE

Miami- Un grupo de investigadores y organizaciones proinmigrantes pidió el 14 de febrero al Congreso y la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, en inglés) que reduzcan los costes para acceder a la ciudadanía a personas de bajos recursos.

Estos colectivos publicaron hoy el estudio "Fomentando la naturalización: ¿Ayudaría reducir los costos?", en el que se asegura que la tasa para tramitar la ciudadanía es un "gran obstáculo" para que los inmigrantes legales puedan optar a la naturalización.

"La tasa de 680 dólares para solicitar la naturalización se ha convertido en un gran obstáculo para tramitar por la ciudadanía estadounidense para los inmigrantes legales con empleos de bajos salarios, un grupo que abrumadoramente desea llegar a ser estadounidense", señaló el grupo en un comunicado.

El informe, elaborado por el Centro para el Estudio de la Integración Inmigrante (CSII, en inglés), de la Universidad Southern California, pide al Congreso y USCIS que ayuden a los inmigrantes con residencia permanente a ser ciudadanos, "sin la necesidad de una reforma migratoria", sino por medio de un "examen de la estructura de tasas", especialmente para aquellos sin recursos suficientes.

Por este motivo, la Asociación Nacional de Nuevos Americanos y el Foro Nacional de Inmigración anunciaron el lanzamiento de una campaña para ayudar a estos trabajadores de bajos recursos acceder a la ciudadanía.

El estudio utiliza, entre otros, datos de un informe del Centro Hispano Pew que señala que la ciudadanía es "inalcanzable" para muchos inmigrantes, especialmente los mexicanos.

El análisis del Centro Pew, publicado la pasada semana, indica que el 93 % de los inmigrantes de origen latino desea acceder a la ciudadanía estadounidense.

El trabajo de Pew indicó que el 26 % de los residentes legales no había solicitado la ciudadanía debido a "barreras personales" como falta de dominio del inglés, mientras que el 18 % apuntó a barreras administrativas, incluyendo el costo de los trámites.

El estudio de CSII, que ha sido enviado al director de USCIS, Alejandro Mayorkas, indica que los aumentos en las tasas provocan una "disminución dramática en la naturalización de los inmigrantes de menor nivel educativo (y probablemente de menores ingresos)".

Además supone un "aumento en el número de años que los inmigrantes esperan para convertirse en ciudadanos, y un cambio en el origen de la población que se nacionaliza, en particular en aquellos que nacieron en México".

El informe señala que el coste para obtener la ciudadanía "aumentó dramáticamente" en los últimos 15 años, pues en 1997 la tasa era de 95 dólares y actualmente es de 595 dólares, a los que hay que sumar otros 85 dólares para obtener los datos biométricos.

Este último aumento en las tasas, que se produjo en 2007, tuvo como consecuencia que en el año anterior a ese aumento las peticiones de ciudadanía ascendieran a 1,38 millones, mientras que en 2008 cayeron hasta el medio millón de solicitudes.

Reunir este monto, al que hay que añadir los costes asociados al proceso legal, es un "reto" para muchas familias, que, a menudo, tienen otras necesidades más perentorias, señala el estudio.

El informe reconoce, sin embargo, la dificultad que supone la reducción de estas tasas, pues el presupuesto de USCIS depende casi en exclusiva de los ingresos que recibe por esta vía.

A pesar de ello, y con el objetivo de animar a los inmigrantes legales a dar el paso a convertirse en estadounidenses, los autores recomiendan reducir el coste del proceso para obtener la ciudadanía, por lo menos hasta el nivel de renovación de la residencia permanente, es decir, 365 dólares.

"La evidencia sugiere que en la decisión de un inmigrante a la hora de nacionalizarse el precio es un tema sensible, especialmente en relación con la alternativa menos arriesgada y económica de renovar la 'Green Card'", apuntó el estudio.

El informe concluye además que esta situación supone un "impacto negativo desproporcionado" para los residentes permanentes de origen mexicano.