Quantcast
El Tiempo Latino
8:44 a.m. | 7/29/2014 | 67°

Peña Nieto promulga reforma educativa


Según el mandatario, busca mejorar la calidad del sistema

Redacción, EFE | 2/25/2013, 4:09 p.m.
Peña Nieto promulga reforma educativa
El presidente de México, Enrique Peña Nieto, habla hoy, lunes 25 de febrero, durante la promulgación de la reforma educativa en el país, en el Palacio Nacional de la Ciudad de México | EFE

México- El presidente de México, Enrique Peña Nieto, promulgó el lunes 25 de febrero una reforma educativa fundamental para un país con profundo rezago en la materia y hasta ahora maniatado por los intereses del poderoso sindicato de maestros.

La reforma, que modifica dos artículos de la Constitución mexicana, busca impulsar la calidad educativa y recuperar la rectoría del Estado en esta materia, algo que Peña Nieto consideró esencial para superar los retos de este sector estratégico.

Con la aprobación del cambio constitucional, "inicia una transformación educativa largamente esperada por la sociedad mexicana", dijo el mandatario durante un acto celebrado en Palacio Nacional, en el centro histórico de la capital.

Entre los ejes de esta reforma, destacó la creación del servicio profesional docente con "reglas claras" y libre de "criterios discrecionales", y la evaluación obligatoria para todos los maestros a cargo de un organismo autónomo.

El objetivo de la evaluación no será "exhibir a nadie", sino conocer las fortalezas y debilidades del sistema educativo para mejorar la capacitación de los docentes, aclaró Peña Nieto, sin aludir a las críticas del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que cuenta con más de un millón de afiliados.

En el evento fue notoria la ausencia de la dirigente del SNTE, Elba Esther Gordillo, quien considera la reforma una amenaza a la estabilidad y la seguridad en el empleo de los maestros y en los últimos días ha lanzado duros reproches al titular de Educación, Emilio Chuayffet.

El ministro de Educación respondió hoy a los dardos lanzados del sindicato al aludir a los "rumores falsos" en torno a la reforma que señalan que la escuela dejará de ser gratuita y sacrificará los derechos adquiridos de los profesores.

"Nada es más falso", dijo Chuayffet, quien llamó a todos los actores políticos a perseverar para que la reforma no se "empantane ni se traicione". "No hay marcha atrás" frente a "quienes izan, por intereses particulares, las banderas de la confusión", aseveró.

Por su parte, Peña Nieto destacó que la reforma mantiene el carácter "público, laico y gratuito" de la educación en México y aclaró que ahora "El Estado asume plenamente la acción rectora y reguladora que le corresponde en la materia" para acelerar el cambio del país.

Sin aludir a las diferencias con el SNTE, Peña Nieto celebró que esta es la primera reforma impulsada en el marco del Pacto por México, suscrito con los principales partidos del país para concretar los cambios estructurales que México requiere.

"Es fruto del compromiso y la determinación de todos", destacó el jefe del Ejecutivo, quien confió en que el actual "clima de diálogo y entendimiento" permita tener pronto una "adecuada legislación secundaria" que haga realidad la reforma, así como otras de carácter estructural.

La iniciativa, avalada por el Congreso y la mayoría de los legislativos de los 32 estados del país, elimina los privilegios del SNTE, que hasta ahora controlaba las plazas docentes del país y las cubría de acuerdo con lealtades sindicales.

Además, incorpora el concepto de calidad en la educación obligatoria como un derecho de los mexicanos, fortalece la autonomía de gestión de las escuelas y promueve la participación de otros actores de la sociedad, como los padres de familia, en su mejoramiento.

También, prevé la elaboración de un censo de escuelas, docentes y alumnos para tener una plataforma de datos que permita planear en materia educativa en una era global "altamente competitiva y exigente", recordó Peña Nieto.