Quantcast
El Tiempo Latino
12:44 a.m. | 9/3/2014 | 81°

Hispano bendecirá a Obama en investidura


El reverendo cubano, Luis León, de la Iglesia Episcopal dará la bendición al presidente durante la juramentación del lunes 21 de enero.

Milagros Meléndez-Vela | 1/18/2013, 6:30 a.m.
Hispano bendecirá a Obama en investidura
El presidente Barack Obama (izq.) junto al reverendo Luis León. | AP

photo

El reverendo episcopal Luis León nació en Cuba.

WASHINGTON, DC.- El reverendo episcopal Luis León —quien en 1961 llegó de Cuba sin sus padres como parte de la operación “Peter Pan”, por la que salieron de la isla 14.000 menores— dará la bendición al presidente Barack Obama el lunes 21 de enero durante su segunda investidura.

El Comité de Inauguración Presidencial anunció el miércoles 16 la selección de León, tras que el pastor evangélico Louie Giglio renunciara, al hacerse público un sermón de 1990 en el que condenaba la homosexualidad.

La Iglesia Episcopal es conocida por dar su apoyo a la comunidad gay, aceptando los matrimonios entre personas del mismo sexo e incluso ordenando al primer Obispo homosexual.

Obama ha sido el primer presidente que se ha manifestado a favor de las uniones entre homosexuales. Por lo que el Comité dijo “que se ha seleccionado a un religioso que concuerda con las creencias del presidente”.

León es rector de la Iglesia Saint John, cerca de la Casa Blanca, conocida como la “iglesia de los presidentes”, a la que con frecuencia asistía el republicano George W. Bush, y ahora Obama con su familia.

León no es el único hispano que cumplirá un papel importante en la ceremonia pública de juramentación. También recitará el poeta Richard Blanco, de padres cubanos.

Los eventos oficiales de la inauguración arrancan el sábado 19 con un llamado al voluntariado y solidaridad, al celebrarse el Día de Servicio Nacional. Esa misma noche hay un concierto para los hijos de militares. El domingo 20, Obama juramenta en un acto privado en la Casa Blanca. Y el lunes 21 lo hará en las escalinatas del Capitolio, hacia las 11:30 am, frente a una multitud de entre 600 y 800 mil personas.