Quantcast
El Tiempo Latino
2:51 a.m. | 9/2/2014 | 81°

Aumentarían demandas legales de alérgicos


Nueva ley les permite someter quejas por falta de alimentos libres de gluten y otras sustancias

Redacción, AP | 1/19/2013, 7:45 a.m.
Aumentarían demandas legales de alérgicos
En el país, 2 millones de personas son celíacos, alérgicos al gluten de las harinas. | AP

Las personas que sufren severas alergias disponen de un nuevo medio para encontrar alimentos acordes con su dieta: la ley federal sobre enfermedades. Y ello podría dejar a los centros de enseñanza superior, restaurantes y otros lugares que ofrecen alimentos más vulnerables a las demandas legales.

Un acuerdo judicial debido a la carencia de alimentos sin gluten para los estudiantes de una universidad de Massachusetts podría ser un precedente para las personas con otras alergias o condiciones similares, entre ellas las que son sensibles a los maníes o que padecen diabetes. Las instituciones y negocios afectados por la Ley de Estadounidenses con Discapacidad podrían ser demandados si no acomodan a las personas con alergias.

Las universidades y otros centros de enseñanza superior son especialmente vulnerables por saber que sus estudiantes se ven obligados con frecuencia a comer en el campus, dijo la funcionaria Eve Hill, de la división de derechos civiles del Departamento de Justicia. Empero, igualmente un restaurante podría verse afectado si no atiende al pedido de un cliente en ciertos alimentos y esa persona se enferma, aunque el caso podría resultar más difícil si el cliente acaba de entrar en el establecimiento, dijo Hill.

El acuerdo con la Universidad Lesley, logrado el mes pasado aunque apenas atrajo atención, requerirá al centro de enseñanza de Cambridge, en Massachusetts, ofrecer alimentos carentes de gluten y otros acomodos para los estudiantes celiacos. Por lo menos un estudiante se quejó ante el gobierno federal al no eximirle la universidad de un plan de comidas pese a que esa persona no podía consumir los alimentos.

"Todas las universidades deberían prestar atención a este arreglo y adoptar las medidas apropiadas", dijo Alice Bast, presidenta de la Fundación Nacional para la Prevención Celiaca. "Para nuestra comunidad se trata definitivamente de un precedente".

La gente que es celiaca no absorbe bien los elementos nutritivos y puede enfermarse al consumir gluten presente en el trigo, cebada o centeno. La dolencia, que afecta a unos 2 millones de estadounidenses, causa dolores abdominales, gas y diarrea, y las personas que la padecen pueden bajar de peso, sentirse fatigadas, sufrir urticarias y otros problemas. Los celiacos sufren una dolencia más severa que las personas sensibles al gluten, que alguna gente se diagnostica a sí misma.

Las dietas sin gluten han aumentado mucho más allá de los celiacos. Millones de personas adquieren alimentos sin gluten por sentirse mejor, incluso si no sufren alergias. Los estadounidenses gastaron el año pasado unos 7.000 millones de dólares en alimentos sin gluten.