Quantcast
El Tiempo Latino
12:55 a.m. | 49° 6/18/2019

Padres se resisten a vacuna contra el VPH


Previene varios tipos de cáncer

Paula Andaló | 3/22/2013, 11:54 a.m.
Padres se resisten a vacuna contra el VPH
La vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) es controversial porque muchos creen que promueve la sexualidad en los jóvenes. | Cortesía PAHO

Aunque sus enormes beneficios ya han sido comprobados por numerosas investigaciones científicas, dos de cada cinco padres aún creen que no es necesario vacunar a sus hijos contra el Virus del Papiloma Humano (VPH).

Según un nuevo estudio de la Clínica Mayo, publicado en la revista “Pediatrics”, el 44 por ciento de los padres asegura que no inmunizaría a sus hijos, una cifra que prácticamente no se ha modificado en los últimos cinco años.

Aunque no forma parte del calendario obligatorio de vacunación, la Asociación Americana de Pediatría recomienda esta vacuna —que previene la aparición de este virus, causante de distintos tipos de cáncer— en chicos y chicas desde los 9 años.

Según explica la médica pediatra Sue Hubard, la principal preocupación de los padres es la seguridad. “Dicen que prefieren esperar a que sean sexualmente activos”, asegura.

Desde que comenzó a aplicarse, esta vacuna ha generado controversia: al ser el VPH un virus de transmisión sexual, se considera que la vacuna puede llevar a la promiscuidad.

Pero, destacan los expertos de la academia, se trata de una cuestión de salud pública, más personas vacunadas tarde o temprano evitarán que la enfermedad siga diseminándose.

La vacuna contra el VPH ofrece un 70 por ciento de protección contra el cáncer cervical, 80 por ciento contra el cáncer anal y 60 por ciento contra el vaginal, y otros tipos de cáncer de la garganta y la boca.

Existen hasta el momento dos vacunas aprobadas por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés), Gardasil y Cervarix.

Estudios aseguran que cuanto más joven es la persona que la recibe, mejor inmuniza. Los médicos recomiendan recibir tres dosis a lo largo de seis meses, para garantizar la mejor protección.