Quantcast
El Tiempo Latino
12:41 p.m. | 51° 11/19/2017

La muerte y resurrección de Cristo


Milagros Meléndez-Vela | 3/29/2013, 6 a.m.
La muerte y resurrección de Cristo
ALBA. El servicio nacional de resurrección al amanecer es una tradición en este país. Se celebra frente a las escalinatas del monumento a Lincoln. |

CONEJO y HUEVOS

Una celebración que se mezcla con la época devocional:

El Conejo de Pascua (Easter Bunny) es un personaje que se mezcla con la festividad cristiana. El conejo trae regalos a los niños “que se portan bien” en el domingo de Pascua. Es una tradición que se introdujo en Estados Unidos en el Siglo XVIII por los inmigrantes alemanes. Algunos escritos dicen que tiene sus orígenes en pueblos antiguos del norte europeo, en donde se veía al conejo como un símbolo de la fertilidad asociado con la diosa fenicia Astarté, a quien además estaba dedicado el mes de abril. El conejo ­—que en realidad era una liebre­­— trae los huevos que también representan fertilidad y vida. Son de colores en señal del colorido de primavera. Se acostumbra la búsqueda de huevos. Algunas iglesias incorporan esta actividad en Pascua con analogías a la resurrección de Jesús.

Millones de hispanos en Estados Unidos celebran la Semana Santa o fiesta de Pascua manteniendo el fervor, tradiciones y ritos de sus países de origen; pero al mismo tiempo adoptando costumbres de la tierra que los alberga.

Semana Santa recuerda los días previos a la crucifixión, muerte y resurrección de Cristo. Y es el centro de la fe cristiana. Inicia con el Domingo de Ramos y culmina con el Domingo de Resurrección, conocido también como el Domingo de Pascua.

Según algunos escritos, los primeros indicios de la celebración de esta semana datan del siglo 3. Los primeros cristianos se abstenían de comer carne durante todos estos días. Y el viernes y sábado se sometían a un ayuno total.

A diferencia de las celebraciones en Latinoamérica, en Estados Unidos la semana se observa sin feriados y de una manera más recatada, un hecho que impacta al inmigrante recién llegado y a propios sacerdotes que emigran a este país.

“Por más años que uno esté aquí todavía se extraña el fervor y la devoción que se vive en nuestros países en Semana Santa”, expresó el miércoles 27 de marzo, el reverendo Eugenio Hoyos, de origen colombiano, quien emigró hace 28 años. Hoyos es director del Apostolado Hispano de la Diócesis de Arlington.

Son precisamente los latinos —quienes en Estados Unidos conforman el 33 por ciento de los católicos y el 25 por ciento de los protestantes— los que mantienen vivas las tradiciones de sus países trasladándolas aquí.

“Así como hemos visto este Domingo de Ramos, donde nuestras iglesias se llenaron por completo. El hecho de que el Papa sea de Latinoamérica incentiva mucho más a nuestra gente”, añadió Hoyos.

El Domingo de Ramos representa la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén, cuando montado en un asno, la gente lo reconoció como el Mesías. Tendieron sus mantos y con las palmas en la mano gritataban “Hosana”, que en el hebreo significa “sálvanos”.

Cada vez, es más común que iglesias con misas en español representen en vivo el pasaje bíblico de la entrada de Jesús a Jerusalén, tal como ocurrió el domingo 24 en la iglesia Saint Anthony, de Falls Church, Virginia.