Quantcast
El Tiempo Latino
2:28 a.m. | 53° 11/22/2017

La muerte y resurrección de Cristo


Milagros Meléndez-Vela | 3/29/2013, 6 a.m.
La muerte y resurrección de Cristo
ALBA. El servicio nacional de resurrección al amanecer es una tradición en este país. Se celebra frente a las escalinatas del monumento a Lincoln. |

El calendario litúrgico católico celebra varios ritos durante la Semana Santa. Los más tradicionales son la misa del Jueves Santo que recuerda la última cena de Jesús con sus discípulos antes de ser entregado por Judas.

En esta misa se realiza el lavado de pies por parte de los sacerdotes a doce personas simbolizando el acto que realizó Jesús con sus doce discípulos esa noche.

En la iglesia Saint James de Falls Church, el jueves 28 se lavaron los pies a doce inmigrantes hispanos, quienes a su vez.

El Viernes Santo, recuerda el vía crucis y la muerte de Cristo: el recorrido que hizo Jesús, cargando la cruz a cuesta, recibiendo látigos, golpes e insultos hasta llegar al monte Calvario o Gólgota donde fue crucificado.

Añorando las tradiciones en Latinoamérica en algunas iglesias, los hispanos realizan procesiones y personifican el vía crucis.

El Sábado de Gloria es un tiempo de veneración. Ese día no hay pero sí vigilias al anochecer.

El Domingo de Resurrección o Domingo de Pascua se convierte en la fiesta de celebración más importante para los cristianos por el cumplimiento de la profecía. “Y al tercer día resucitará” .

Estados Unidos presta más atención a este día. Una tradición en las iglesias, especialmente evangélicas, son los servicios de resurrección al amanecer. Ocurre al aire libre. Se conocen en inglés como “Sunrise Service”. El servicio nacional de resurrección se lleva a cabo frente a las escalinatas del monumento a Lincoln.

Muchos hispanos adoptan esta costumbre, como el pastor Luis Serrano de la Red Cristiana en Maryland.

“Nos enfocamos en la resurrección de Jesús y no sólo en su muerte. La resurrección de Jesús simboliza el comienzo de una nueva vida, libre de la esclavitud del pecado. Pascua nos deja una tumba vacía, una cruz con un Cristo que murió para salvarnos y ahora vive”, dijo Serrano.