Quantcast
El Tiempo Latino
9:51 p.m. | 44° 11/17/2017

Publican guía para prevenir la "diabesidad"


La explosiva combinación de obesidad y diabetes

Redacción, EFE | 5/3/2013, 2:42 p.m.
Publican guía para prevenir la "diabesidad"
El ejercicio es clave para combatir la obesidad | AP

La nueva guía del Dr. Mark Hyman, "La solución del azúcar en la sangre", ofrece consejos prácticos para combatir la "diabesidad", la combinación de obesidad y diabetes tipo 2 que se ha convertido en la principal enfermedad crónica en EE.UU.

Hyman utiliza el término "diabesidad" para referirse a una serie de problemas de salud que abarcan desde una resistencia ligera a la insulina y cierto sobrepeso hasta la obesidad y diabetes.

Considerada una epidemia global que afecta a más de 1.700.000 de personas, la "diabesidad" es una de las causas fundamentales de enfermedades cardiacas, cáncer y muerte prematura.

"Y es provocada casi totalmente por factores medioambientales y de estilo de vida", escribe. "O sea, que es aproximadamente un 100 por ciento evitable y curable".

Su libro explica cómo se ha desarrollado esta enfermedad que, a pesar de su alta incidencia - estimada en 70 a 80 por ciento entre algunos segmentos de la población estadounidense- continúa siendo tan poco diagnosticada.

"Los científicos estiman, de forma conservadora, que aquejará a 1 de cada 2 estadounidenses en 2020, y el 90 por ciento de ellos no serán diagnosticados", señala.

Tampoco existen recomendaciones nacionales que insistan en las pruebas de diagnóstico ni en el tratamiento para la prediabetes.

Hyman explica que los estudios sugieren que el azúcar estimula los centros de placer del cerebro al igual que cualquier droga.

"Las tomografías cerebrales demuestran que los alimentos con alto contenido de azúcar y grasa funcionan en el cerebro de la misma forma que la heroína, el opio o la morfina", explica.

Aun más dañino resulta el consumo de bebidas azucaradas ya que, según Hyman, cuando se obtienen calorías líquidas, no se obtiene una sensación de saciedad.

Otro obstáculo a una dieta sana es el costo de sus ingredientes.

Muchas compañías de alimentos procesados reciben subsidios del gobierno lo que trae como consecuencia que el costo para el consumidor sea a menudo menor que el de verduras y frutas frescas.

"El subsidio del gobierno propicia que un dulce esponjoso conocido como 'Twinkie', hecho con treinta y nueve ingredientes diferentes y un enorme presupuesto de mercadeo, pueda costar menos que un brote de brócoli", escribe.

"Lo más perturbador", añade Hyman, "es que esta epidemia está afectando cada vez más a nuestros niños".

Según las cifras que cita en su libro, uno de cada tres niños en EE.UU. padece de sobrepeso con más de 2 millones de ellos "mórbidamente obesos", es decir, que superan el 99 por ciento de su peso.

Este segmento de la población presenta una alarmante incidencia de diabetes tipo 2, derrames cerebrales y enfermedades cardíacas.

Hyman insiste en que la familia entera ponga en práctica las recomendaciones que ofrece en el libro, creando así una comunidad que fomente cambios significativos y duraderos.

En vista de la falta de control gubernamental sobre las prácticas de mercadeo de los fabricantes de alimentos que manipulan los hábitos de consumo de los niños, es esencial que la familia presente un frente unido.

Una práctica efectiva es la comida en familia, lo cual además de brindar un momento de participación en la vida familiar, tiende a proveer la oportunidad de consumir alimentos más nutritivos de manera lenta y relajada.

La guía del Dr. Hyman provee un plan exhaustivo para controlar el nivel de azúcar en la sangre a base de cambios en la dieta y comportamiento.

Entre las reglas para comer sano de por vida, Hyman incluye consumir solo alimentos sin etiquetas y cuando no sea posible, prestar atención a la lista de ingredientes y datos de nutrición.

Si un alimento tiene más de cinco ingredientes, añade, "tíralo a la basura".

Deben evitarse todos los productos que mencionen la palabra hidrogenado, colorantes, sirope de maíz con alto contenido de fructosa, edulcorantes artificiales y cualquier palabra que termine en "ol".

Además de un plan de alimentación por etapas, el libro incluye recetas prácticas y recursos en línea para complementar el programa.