Quantcast
El Tiempo Latino
5:01 a.m. | 51° 10/19/2017

Cómo reducir el colesterol


Asociaciones médicas dicen que no todo se puede basar en los niveles que muestra una prueba de laboratorio. Y proponen cambios

El Tiempo Latino/Redacción | 11/17/2013, 6 a.m.
Cómo reducir el colesterol
LA OPCIÓN. Cambiar la nutrición y elegir los mejores vegetales es vital para bajar el colesterol. | Mary Anne Fenley/CDC

Las autoridades de salud estadounidenses emitieron el martes 12 nuevas directrices para evitar los males cardíacos y los infartos en las que enfatizan el uso de medicamentos contra el colesterol.

Las recomendaciones —emitidas por la Asociación Americana de Cardiología y el Colegio Americano de Cardiólogos— son un cambio radical con respecto al estudio anterior realizado una década atrás. Se basan en una fórmula para calcular el riesgo particular de una persona de sufrir un mal cardiovascular, basada en otros factores ajenos al colesterol. Además, evalúan el riesgo de infartos cerebrales y no se concentran únicamente en los ataques cardíacos. Y bajan la cifra de colesterol requerida para recomendar el uso de medicamentos.

La definición de lo que es un nivel alto de colesterol no cambia, pero sí cambia el tratamiento recomendado. En vez de basar el tratamiento en la reducción de una cifra específica con alguna droga, se enfatiza el uso de estatinas como Lipitor o Zocor, y se describe el tipo de personas que más se beneficiarían.

“Se trata de crear el tratamiento más apropiado”, dijo el doctor Neil Stone, de la Universidad Northwestern, quien encabezó el panel responsable de las recomendaciones.

Añadió que los médicos “deben recetar estatinas a aquellas personas que más se beneficiarán”.

Los expertos estiman que la nueva técnica limitará la cantidad de gente que ingiere estatinas simplemente porque tienen una determinada cifra de colesterol pero tienen poca susceptibilidad a sufrir un ataque cardíaco. Aun así, de aplicarse la nueva fórmula, unos 33 millones de estadounidenses

—el 44% de los hombres y el 22% de las mujeres — cumplirían con los criterios para empezar a ingerir estatinas. Actualmente sólo el 15% de los adultos usan esa medicina.

Algunos médicos ajenos al estudio expresaron temor de que el hallazgo confunda a la gente.

“Será controversial, de eso no cabe duda. Desde siempre le hemos dicho a los pacientes y a los médicos que el tratamiento tiene como objetivo bajar el colesterol hasta llegar a cierta cifra”, dijo el doctor Steven Nissen de la Cleveland Clinic.

Añadió que “tenemos el temor de que crecerá la confusión sobre qué medidas se deben tomar”.

El Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre designó en 2008 a un panel de expertos para redactar las nuevas directrices, pero en junio trasladó la responsabilidad a la Asociación de Cardiología de Estados Unidos y el Colegio de Cardiólogos. También se emitieron recomendaciones sobre cómo reducir la obesidad, y sobre cómo tener un estilo de vida saludable. En breve se emitirán las correspondientes a las maneras de reducir la presión arterial.

Según explica la Biblioteca Nacional de Medicina, el colesterol es una sustancia cerosa, de tipo grasosa, que existe naturalmente en todas las partes del cuerpo. El cuerpo necesita determinada cantidad de colesterol para funcionar adecuadamente. Pero el exceso de colesterol en la sangre, combinado con otras sustancias, puede adherirse a las paredes de las arterias. Esto se denomina placa. Las placas pueden estrechar las arterias o incluso obstruirlas.

Los niveles de colesterol elevados en la sangre pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas. Los niveles de colesterol tienden a aumentar con la edad. Y este aumento colesterol no suele tener signos ni síntomas, pero puede detectarse con un análisis de sangre.

Los hispanos están sufriendo más problemas de colesterol y son los que menos acuden a realizarse exámenes de rutina.

Fuentes: AP, Biblioteca Nacional de Medicina, Asociación Americana de Cardiología.