Quantcast
El Tiempo Latino
4:45 a.m. | 58° 5/25/2017

Luchan contra la discriminación


En el condado de Fairfax se toman muy en serio el tema de los derechos humanos y la equidad

Alberto Avendaño | 12/5/2014, 1:47 p.m.
Luchan contra la discriminación
EQUIPO. Kenneth Saunders (der.) drector de la Oficina de Derechos Humanos y Equidad del condado de Fairfax junto a Nicole Rawlings y Alex del Cid. | Alfredo Duarte Pereira para ETL

La Comisión sobre Derechos Humanos del Condado de Fairfax tiene como misión hacer cumplir el decreto sobre Derechos Humanos del condado promulgado en 1974.

Condado de Fairfax y derechos humanos

La Comisión recibe e investiga las quejas presentadas por quienes creen que han sido víctimas de actos de discriminación.

A lo largo de este año, El Tiempo Latino ha colaborado con el condado en sus campaña de promoción y educación de servicios y concientización comunitaria. La Oficina de Derechos Humanos y programas de equidad (OHREP, por sus siglas en inglés) del condado de Fairfax lanzó una campaña que incluyó anuncios publicitarios en diferentes medios de comunicación (incluyendo a El Tiempo Latino) y este medio contribuyó además con diferentes iniciativas de voluntariado.

Lo que sigue es una reciente entrevista con el especialista en Derechos Humanos del condado, Alex del Cid.

—¿Qué es la Oficina de Derechos Humanos y programas de equidad y qué es lo que todos ustedes hacen?

—Somos una agencia del condado que hace cumplir la Ordenanza de Derechos Humanos del Condado de Fairfax. La Ordenanza de Derechos Humanos establece que es ilegal discriminar en la vivienda, el empleo, los lugares de alojamiento público, la educación privada y con respecto a los servicios relacionados con el crédito en base a ciertas características de una persona. La gran mayoría de nuestras investigaciones son investigaciones por discriminación en el empleo y las investigaciones de vivienda justa.

—¿Qué es la equidad de vivienda? ¿Qué significa?

—Bueno, vivienda justa significa ser capaz de elegir dónde uno vive y estar libre de discriminación. La Ley del Condado de Fairfax y la Ley Federal de Vivienda Justa establecen que es contra la ley negarse a vender o alquilar una casa a una persona u ofrecer diferentes términos de alquiler o venta debido a las características de una persona, por ejemplo, su raza, color, origen nacional, sexo, religión, estado familiar o discapacidad. Así, por ejemplo, un propietario no puede negarse a alquilarle a usted porque usted es de un país diferente o habla con un acento. Además, los propietarios no pueden negarse a alquilarle a una familia con niños porque no quieren que vivan los niños en su propiedad.

—¿Cómo se da la discriminación en la vivienda?

—Además de los ejemplos de la posible discriminación que acabo de dar, otros tipos de discriminación incluye, por ejemplo, cuando se le niega un ajuste razonable a una persona con una discapacidad. Por ejemplo, una persona con deficiencia de movilidad pueden necesitar un espacio de estacionamiento asignado que esté cerca de la entrada de su unidad en una comunidad de viviendas, o un complejo de apartamentos. Aun cuando la política de aparcamiento sólo permite estacionamiento abierto, o asignado, la administración o los propietarios de la comunidad o apartamento tendrían que hacer una excepción a sus políticas y darle a esa persona un espacio asignado cerca de la entrada del edificio donde está su casa o apartamento. Otro ejemplo de una adaptación razonable podría ser permitirle a una persona que tenga un animal de apoyo emocional en una comunidad donde no se permiten mascotas.