0

Alegan abuso de agente del FBI

JUSTICIA. Jasmine Farooq (izq.) con su hijo Alejandro (der.), presunta víctima de abuso. Al centro, su hijo Isaac y su esposo Edward Moawad.

JUSTICIA. Jasmine Farooq (izq.) con su hijo Alejandro (der.), presunta víctima de abuso. Al centro, su hijo Isaac y su esposo Edward Moawad.

Una visita familiar se convirtió en un calvario para una familia hispana que alegó abuso de un menor por parte de un agente de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI). La oficina de abogados Adams, Burton & Moawad, con oficinas en Chevy Chase, Maryland, presentó en días recientes, ante las autoridades de Maryland, una petición de orden de arresto contra el agente Gerald John Rogero III por agresión con arma de fuego y trato discriminatorio a un adolescente hispano de 17 años.

El hecho ocurrió el viernes 5 de diciembre alrededor de las 10:45 pm en un edificio de apartamentos de Chevy Chase, en Maryland, donde se encontraba el agente del FBI vestido de civil, de acuerdo con los abogados. En esos momentos el padrastro del joven, el abogado Edward Moawad, quien pertenece a la firma que presentó la demanda, se dirigía a dejar a su pequeña hija al apartamento donde vive su ex esposa.

Sin embargo, el agente impidió el paso a Moawad, al indicarle que no podía ingresar, pero no le dio ninguna razón específica.

Ambos comenzaron a argumentar y luego de unos momentos la ex exposa pasó a recoger a la niña.

Moawad había ido a dejar a su hija acompañado de su esposa Jasmine Farooq, sus dos hijastros y otros tres niños, quienes lo esperaron en el auto. Debido a la demora y a que observaba a lo lejos la discusión, el adolescente, uno de los hijastros de Moawad, salió del coche, seguido por su madre y los niños, y también comenzó a argumentar con el agente.

El joven dijo al agente que iba a llamar a la policía, pero el agente –a quien ya identificaron los abogados- reveló que él también trabajaba para las fuerzas del orden y que podía arrestarlo.

Los abogados indicaron que acto seguido, el agente derribó al joven y lo dejó inconsciente, ante los gritos de su madre Farooq que le imploraba que no lo matara.

El joven se quejó de que no podía respirar y se desmayó, según los videos divulgados en las redes sociales, en los que figura boca abajo a los pies del agente .

De acuerdo con los abogados, el agente apuntó con el arma en la cabeza del joven, pero al final no lo arrestó.Los abogados indicaron que cuando un agente del FBI advierte que arrestará a una persona, lo tiene que hacer y no quedarse solamente en las amenazas.

El adolescente sufrió una lesión en la muñeca y otras contusiones, por las cuales fue atendido en el hospital.

La oficina de prensa del FBI todavía no ha respondido oficialmente a las alegaciones debido a que el caso sigue pendiente. El Tiempo Latino dejó un mensaje de voz en el teléfono del agente Rogero, que proporcionaron los abogados de la víctima.

El adolescente no enfrenta ningún tipo de cargos en el reporte policial, lo cual corrobora que no agredió al agente, según los abogados.

La familia del adolescente tiene un reporte de la Policía del condado de Montgomery y que también presentarán los reportes médicos para comprobar el presunto abuso. Los abogados afirmaron que el agente sacó el arma que tenía oculta en el tobillo, para hacer frente a un joven desarmado, quien no había hecho ningún tipo de amenaza ni tampoco está vinculado con una pandilla o un grupo terrorista.

Al momento del incidente, el agente se alejó de las cámaras de vigilancia, relataron los abogados, con el fin de ocultar sus actos.

El agente golpeó al joven el estómago, lo agarró del cuello y se dispuso a estrangularlo, de acuerdo con la denuncia, ante la impotencia de la madre y otros testigos.

Durante el incidente , el agente del FBI dijo a la desesperada madre que no lo tocara, de lo contrario también podría arrestarla.

Por ahora, los familiares están buscando testigos.

En la escena había personas que incluso grabaron el ataque, pero indicaron que algunos temen represalias por divulgar fotos y videos.

Por otro lado, el caso de abuso puede tener tinte racial.

De acuerdo con los abogados, el agente dijo: “odio a los mexicanos, y ahora tienen papeles”, en un insulto claro a personas por su procedencia y estatus migratorio.

Además de permanecer 30 minutos inconsciente, el joven también sufrió daños en el riñón porque tras exámenes los médicos reportaron que tenía sangre en la orina.

Los abogados buscan que las autoridades pongan cargos criminales contra el agente, para que sea arrestado, juzgado, condenado y encarcelado con el fin de que casos similares no se cometan en el futuro.

Jasmine Farooq es notario y agente de bienes raíces, además de activista por los derechos de los inmigrantes indocumentados como presidenta de la organización sin fines de lucro ProAmerica que buscan regularizar su situación.

La familia ha recibido cartas de las organizaciones CASA de Maryland y Virginia, entre otros grupos comunitarios, que han expresado su indignación por el abuso y han ofrecido su apoyo moral.

Al adolescente, quien es ciudadano estadounidense, no le encontraron ningún tipo de arma en el caso.

Los abogados, indicaron, por otro lado que el agente se debe someter a exámenes psicológicos.

La madre dice que ahora está usando tranquilizantes para lidiar con la dura situación y que tras el incidente ha tenido pesadillas e incluso le ha afectado en sus negocios. En total cinco niños presenciaron el acto. Otro de los trámites pendientes incluye la obtención de videos de las cámaras de seguridad del edificio.

La denuncia de abuso ocurre en momentos en que se realizan manifestaciones en todo EE.UU. por la muerte de afroamericanos desarmados a manos de la policía. En una marcha en DC, el 13 de diciembre acudieron familiares de Michael Brown y Eric Garner, que murieron a manos de la policía en los últimos meses, así como de Amadou Diallo, abatido a tiros de la policía hace más de 15 años.

Haga un clic aquí para que vea un video del incidente.

Sitio en Facebook: Help Protect Alex



--