Quantcast
El Tiempo Latino
10:53 a.m. | 44° 12/12/2017

Movimiento zapatista mexicano cumple 20 años


La voz de muchos de los pobres de Chiapas

El Tiempo Latino/Redacción, AP | 1/2/2014, 6 a.m.
Movimiento zapatista mexicano cumple 20 años
Integrantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional cantan el himno de su organización durante un evento en el que se conmemoró el aniversario 20 del alzamiento armado. | AP

Pero el movimiento, conocido por sus siglas EZLN, sigue vivo, dijo el obispo de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi. La Iglesia ha tenido gran importancia desde hace tiempo en los movimientos indígenas de Chiapas.

"El EZLN sigue vivo, no ya como una opción militar, sino como una organización social y política, que lucha por una vida digna es un esfuerzo de demostrar que es posible la autonomía, sin dependencia del gobierno".

Sin embargo, los zapatistas dirigen sus propias escuelas y clínicas de salud pero la mayoría parece carecer de recursos y están pobremente equipadas.

Las condiciones de vida en sus comunidades no han mejorado. La mayoría sigue recibiendo magros ingresos por cultivar maíz y en ocasiones tratan de ampliar sus terrenos a costa de las selvas de Chiapas. Marcos responde a esas críticas con su dureza habitual.

"¿Qué ha hecho el EZLN por las comunidades indígenas? Y nosotros estamos respondiendo con el testimonio directo de decenas de miles de nuestros compañeros y compañeras", escribió, diciendo que los medios deberían preguntarse qué han hecho para mejorar los sueldos y condición de trabajo de sus periodistas.

Marcos dijo que la rebelión en sí es motivo suficiente para celebrar.

"Porque la rebeldía, amigos y enemigos, no es patrimonio exclusivo de los neozapatistas. Lo es de la humanidad. Y eso es algo que hay que celebrar. En todas partes, todos los días y a todas horas. Porque la rebeldía es también una celebración".

Algunos observadores advierten que el México de hoy tiene muchas semejanzas con el de 1994. El levantamiento zapatista ocurrió el mismo día que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte entró en vigor. El acuerdo comercial, al que la izquierda se opuso con vehemencia, abrió el mercado mexicano a los bienes estadounidenses.

Este año, México aprobó otra gran apertura: la reforma energética que permitirá a las firmas privadas y extranjeras perforar en busca de petróleo en México. Eso enfureció y frustró a la izquierda mexicana.

"El ambiente de victoria que se respira hoy en el priísmo y el panismo evoca el que se vivía a finales de 1993 en vísperas de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio", señaló el columnista Carlos Loret de Mola. Con la derrota de la izquierda en el Congreso en el debate de la reforma energética, "se abren mayores espacios para quienes apuestan a la vía armada", escribió.