Quantcast
El Tiempo Latino
7:36 a.m. | 62° 10/23/2017

Conectar al estudiante con el mercado laboral


Gabriel Sánchez Zinny para ETL | 1/19/2014, 11:09 p.m.
Conectar al estudiante con el mercado laboral
Facultad de medicina de la Universidad de Maryland | ETL

Alrededor del país, la Gran Recesión ha impactado fuertemente a los estudiantes que se encuentran con caros diplomas desvinculados de la demanda de un mercado laboral todavía débil.

Las cifras en Washington son alarmantes. Un 19% de afroamericanos y un 11.7% de latinos están “desconectados”, comparado con 7% de estudiantes blancos. Esto se traduce en un 32% de estudiantes de bajos ingresos que no tienen diplomas, no están trabajando ni están en la escuela, comparado con un 22% a nivel nacional.

Esta transición escuela-trabajo es especialmente desafiante en Washington DC y sus alrededores, particularmente para estudiantes de minorías y bajos ingresos. De hecho, un 11 por ciento de la juventud en DC es considerada “desconectada”, es decir, que no están en la escuela ni tienen trabajo. Esta es una situación extendida en América Latina, donde estos jóvenes son llamados NiNi (ni trabajo ni educación).

Las cifras en Washington son alarmantes. Un 19% de afroamericanos y un 11.7% de latinos están “desconectados”, comparado con 7% de estudiantes blancos. Esto se traduce en un 32% de estudiantes de bajos ingresos que no tienen diplomas, no están trabajando ni están en la escuela, comparado con un 22% a nivel nacional.

Esto crisis es todavía más inaceptable en un Washington que está creciendo económicamente todos los años. La ciudad es la sede de cientos de embajadas, organismos multilaterales, organizaciones como el Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional y Banco Inter-Americano de Desarrollo, que demandan miles de empleados calificados. A su vez, es la ciudad epicentro de la política americana, atrayendo ambición y talento desde todos los rincones del país.

El sector privado muestra vigoroso crecimiento. Los suburbios del Norte de Virginia hace tiempo que están siendo marcados por la innovación y desarrollo tecnológico, generando miles de empleos asociados, especialmente relacionados con la industria de defensa. En Washington mismo han surgido iniciativas para fomentar la innovación y el emprendimiento. Como dijo Douglas Wolford, presidente y COO de Convergent Wealth Advisors – un fondo de inversión privado con más de $11 billones de capital- recientemente al Washington Post “En los últimos diez años, el crecimiento del emprendimiento en Washington ha sido explosivo”.

La combinación de innovación tecnológica, política y relaciones internacionales es fenomenal para nuestra ciudad, creando empleos bien pagos que demandan competitivas habilidades y talento. Al mismo tiempo, resalta la oportunidad perdida de muchos jóvenes que no tienen la educación necesaria para aprovechar esas positivas condiciones. Cuando consideramos las habilidades necesarias para avanzar en la economía del conocimiento, es imposible evitar la conexión entre la calidad educativa y los empleos calificados. Si bien diferentes indicadores muestran que DC ha realizado significativos progresos desde la década de los 90, las escuelas públicas están todavía en las últimas posiciones de los indicadores nacionales. Washington también presenta las más amplia brecha de performance educativa, y la más baja tasa de graduación en el país- solo 59% de los jóvenes se gradúan de la escuela secundaria, comparado con 63% a nivel nacional, de acuerdo al National Center for Education Statistics.