Quantcast
El Tiempo Latino
2:13 p.m. | 50° 11/20/2017

Conectar al estudiante con el mercado laboral


Gabriel Sánchez Zinny para ETL | 1/19/2014, 11:09 p.m.
Conectar al estudiante con el mercado laboral
Facultad de medicina de la Universidad de Maryland | ETL

Empresarios de la región argumentan que existe una profunda desconexión entre lo enseñado por las escuelas y las habilidades que realmente se requieren en una economía globalizada y definida por la innovación y la competitividad. Como lo señala un trabajo del think tank Brookings Institute “un creciente grupo de políticos, líderes de negocios, educacionales y filántropos está promoviendo el desarrollo de caminos adicionales para educarse…incorporando el aprendizaje en el trabajo como una regla más que una excepción en el sistema educativo”.

En este contexto, ¿qué ha pasado con la educación técnica? Otros países que tuvieron éxito en desarrollar sectores de innovación y alto valor agregado, competitivos a nivel internacional, como Alemania, Suiza, Noruega y Finlandia, lo hicieron a través de la educación técnica.

En esos países, entre 40 y 70 por ciento de los estudiantes optan por una educación vocacional o técnica luego del colegio secundario

Parte del problema en DC y a nivel nacional, se refiere al estigma que existe por no seguir una educación universitaria. La educación técnica parecería tener menor reputación que la universitaria, contribuyendo a que los estudiantes desconectados no la vean como alternativa.

De hecho, opciones de educación alternativa no son únicamente una forma de obtener un diploma, sino también una posible carrera profesional. Un estudio del autor Koreano Kyung-Nyun Kim del Korea Research Institute for Vocational Education and Training presenta buenas opciones para prevenir la deserción escolar. Kim argumenta que los estudiantes que dejan el secundario no están buscando una educacion universitaria sino que están mas bien abiertos a otras formas de adquirir las habilidades que les están faltando, si encuentran la oportunidad de cómo hacerlo.

Los desafíos son tan variados, que encarar la brecha de habilidades que existe en Washington requerirá una aproximación multifacética. Las escuelas tiene que encontrar forman de estar más vinculadas con la economía productiva que las rodea, y lograr una mejor evaluación de los tipos de habilidades que está buscando el sector privado. Cambiar la percepción de la educación técnica como una opción de “segunda clase” también es fundamental. De acuerdo a Jeb Ory, fundador y CEO de la compañía Phone2Action, con sede en DC “los que nos dedicamos al software, estamos todos buscando desarrolladores PHF y diseñadores web, ninguno de los cuales necesita un diploma de 4 años, pero los profesionales disponibles en la ciudad son muy pocos”.

Este tipo de pensamiento lateral, como la forma de conectar las necesidades de las empresas de tecnología con programas que capaciten a los jóvenes en esas área, es lo que necesitamos aumentar y pronto. Con 70% de los estudiantes del secundario en DC que dicen estar abiertos a más oportunidades de entrenamiento para el trabajo, es momento que políticos y dirigentes empresarios trabajen en esa línea.